En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 170
    Síguenos en

    La cúpula del MAS, incluido el presidente Luis Arce, se reunió con la militancia de toda Bolivia. Determinaron que en las elecciones subnacionales de 2021 se presentarán candidatos elegidos por las organizaciones sociales en cada punto del país.

    Militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS) de todo el país se reunieron en la Casa Campestre de Cochabamba para definir la manera en que elegirán candidatas y candidatos para las elecciones subnacionales del 7 de marzo de 2021, cuando se votará a gobernadores para los nueve departamentos, alcaldes y concejales para los 339 municipios del Estado Plurinacional.

    En esa ocasión, el MAS intentará quedarse con el control de la mayor parte del territorio nacional posible. Como ventaja, tiene enfrente a una oposición que aún no se recupera del implacable golpe electoral brindado el pasado 18 de octubre, cuando el partido de Morales recuperó el liderazgo de Bolivia con el 55,1% de votos.

    La reunión fue encabezada por el presidente de Bolivia, Luis Arce Catacora; el vicepresidente, David Choquehuanca; y el presidente del MAS-IPSP (Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos), Evo Morales, quien hace dos semanas regresó a su país, luego un año de exilio provocado por el golpe de Estado contra su Gobierno, el 10 de noviembre de 2019.

    "Quiero expresar mi profundo respeto y cariño al pueblo boliviano, a ustedes. Estoy nuevamente en Bolivia gracias a la unidad y conciencia de todos ustedes, hermanas y hermanos. Muchísimas gracias", comenzó el expresidente (2006-2019).

    "¿Saben después del golpe cuál era el plan del imperio norteamericano? Sencillo: el MAS nunca más. Pero el MAS sigue presente acá y sigue en el Gobierno. Gran triunfo del pueblo boliviano", dijo Morales.

    Y agregó: "Tenía información del Tribunal Supremo Electoral (TSE). Nos decían que había presión interna y externa para eliminar al MAS, pero legalmente no podían. Y hemos derrotado".

    Regreso a la Casa Campestre

    Desde los primeros años de gobierno del MAS, las reuniones partidarias se realizaban en el hotel Casa Campestre, en Quillacollo, a 10 kilómetros del centro de la ciudad de Cochabamba. Durante los últimos años de presidencia de Morales, los encuentros eran cada vez más reducidos y exclusivos, dados los conflictos internos que tenía el partido, producto del desgaste de 13 años en el Gobierno.

    Según las bases del MAS, fue un error dar demasiado espacio a los "invitados", como se les llama a políticos veteranos de otros partidos, generalmente de derecha, que por su control territorial u otro motivo conveniente se decidía incorporar a las filas del oficialismo. A pesar de que, en la mayoría de los casos, los "invitados" habían sido en el pasado detractores del movimiento encabezado por el aymara.

    Muchas veces, en las elecciones subnacionales las bases proponían a candidatos o candidatas que contaban con la confianza de la población. Sin embargo, Morales decidía poner "a dedo" a otra persona, ajena al partido y su ideología, porque evaluaba que así obtendría más votos. Lo que se logró con esto fue que las bases mantuvieran a sus candidatos propios y los anotaran por otra sigla política, lo cual determinó la división interna del MAS. Así se fortalecieron partidos opositores como Sol.Bo en anteriores elecciones. Porque finalmente en los territorios ganaban los candidatos propuestos por las bases.

    "Hermanas y hermanos: tenemos una enorme responsabilidad de definir cómo vamos a elegir a futuros gobernadores, gobernadoras, alcaldes, alcaldesas, asambleístas, concejales: que vengan desde las bases", dijo Morales. Y lo aplaudieron.

    Cuando tomó la palabra el presidente Arce, dijo: "Todos los ojos están puestos en nosotros, en este Ampliado donde seguramente se van a discutir temas importantísimos para el futuro de los bolivianos".

    Y comentó que durante la campaña presidencial "he recorrido los nueve departamentos recogiendo las inquietudes de nuestras bases. Y quieren que se respete la elección de las organizaciones, que se dé oportunidad a nuevas personas". En ese punto tuvo que suspender momentáneamente su discurso, por el clamor de la militancia allí reunida: "Queremos gente nueva". 

    El momento de las bases

    En la Casa Campestre se reunieron cinco mil personas, una cifra que supera por mucho su capacidad hotelera. En un salón donde era imposible respetar el distanciamiento social debatían las y los principales líderes nacionales del partido. Afuera, los cientos que no podían entrar se sentaron, según sus organizaciones, en rondas sobre el pasto, tomaban gaseosas y hablaban tranquilamente bajo los árboles.

    Adentro, hablaba el presidente del MAS-IPSP. Advirtió que Bolivia está en una severa crisis económica, como la mayoría de los países del mundo, por la pandemia del COVID-19. Además, por el pasado gobierno de Jeanine Áñez, que habría tenido un pésimo manejo de la economía, según el expresidente.

    Resolver eso "es cuestión de tiempo. Pero en ese tiempo tenemos que cuidar a Lucho presidente y defender el Proceso de Cambio. Una de las tareas que tenemos es ganar la mayor cantidad de gobernaciones y alcaldías en toda Bolivia. Aquí estamos reunidos para eso. Quisiera una debate amplio, ideológico, una evaluación, pero no hay tiempo", dijo Morales. Y advirtió que hay plazo para inscribir candidatos hasta el 17 de diciembre próximo.

    Al final de su ampliado, el MAS definió que en cada departamento se realizarán otros ampliados, donde se definirán las y los candidatos de acuerdo al apoyo que tengan de su población. Es decir, nada de dedazos.

    Rosario Torres, del distrito 6 de la ciudad de El Alto, dijo a Sputnik que "nuestro candidato o candidata tendrá que ser idónea, transparente. Que no sea un invitado, sino que sea de la estructura política del MAS-IPSP".

    Y agregó: "Hemos tenido invitados que lamentablemente, cuando estaba la golpista Áñez, en el Parlamento se han dado la vuelta, se han ido a sumar a las filas de la señora golpista y casi nos desestructuran. No lo vamos a permitir", advirtió la vecina alteña.

    "Vamos a llevar una persona que nos represente a la ciudad de El Alto, en consenso con las organizaciones sociales, en unidad y con armonía, para que no haya malestar —dijo Torres—. Esa es la recomendación de nuestro hermano Evo Morales desde ayer: unidad, unidad, unidad".
    Etiquetas:
    elecciones, Evo Morales, Bolivia, Movimiento Al Socialismo (MAS)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook