En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 10
    Síguenos en

    De acuerdo con el semáforo epidemiológico que guía la "nueva normalidad" de las actividades sociales y económicas de México, la capital y su área conurbada se mantienen en color naranja, aunque el aumento de las hospitalizaciones preocupa a las autoridades.

    La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció que uno de los parámetros que guía el semáforo epidemiológico mantiene en alerta a la autoridad de la capital.

    Aunque la disponibilidad hospitalaria se sitúa en el 50%, desde el 5 de noviembre el mayor centro poblado del país registró un aumento de los casos de COVID-19 que han requerido hospitalización.

    Según la información oficial, la Ciudad de México creció de 2923 personas hospitalizadas a 3227 en la semana entre el 5 y el 12 de noviembre, lo que implica un crecimiento de 304 personas en la fecha señalada. Eso implicó un aumento del 42% al 46% de ocupación de las camas disponibles en hospitales públicos y privados.

    De la misma forma, las hospitalizaciones en la Zona metropolitana del Valle de México —conurbada a la capital— registró un aumento de 375 personas hospitalizadas en el mismo período.

    Según la última información oficial disponible, entre el 5 y el 12 de noviembre las personas hospitalizadas pasaron de 3872 a 4247 personas.

    Este aumento se observó en el promedio de ingresos diarios en el mes de noviembre, en referencia a los meses previos:

    • En noviembre, se registraron 271 hospitalizaciones diarias en promedio,
    • En octubre, el promedio diario se situó en 238 casos,
    • En septiembre, las hospitalizaciones en la capital habían llegado a un mínimo diario de 227 personas desde que la pandemia alcanzó su pico en el mes de junio de 2020.

    "Es importante que la ciudadanía sepa que están creciendo las hospitalizaciones para que recupere si es que bajó la guardia, todas las medidas de prevención y de control. Si es necesario, nosotros tomaremos otras medidas, pero la conciencia ciudadana es lo fundamental. La salud es una tarea de todos, no sólo del Gobierno", sostuvo la Jefa de Gobierno capitalina.

    ¿Por qué las hospitalizaciones son importantes?

    Sputnik consultó al doctor en Matemática Gustavo Cruz Pacheco, quien forma parte del equipo que monitorea la situación del COVID-19 desde el Instituto de investigaciones en matemática aplicada y sistemas de la Universidad Nacional de México, para conocer la importancia de esta variable en el comportamiento de la enfermedad en el país.

    "El número de hospitalizados permite seguir mejor una evolución real del brote que el número de infectados positivos", explicó el matemático.

    Sostuvo que desde que en la capital se aumentó significativamente el número de pruebas realizadas para la detección de casos activos, el número de infectados positivos no reflejó el crecimiento de los contagios que el número de hospitalizaciones alerta. Agregó que la cifra de fallecimientos también es variable, ya que depende del manejo médico que se haga de los casos y que sobre todo, se debe al aprendizaje logrado en el uso de tratamientos paliativos de los casos graves de la enfermedad.

    En México, la diminución de fallecimientos registrada está vinculada —según el experto— a una mejor comprensión en cómo tratar la enfermedad que, incluso, se ha visto de igual modo en los países europeos que, a diferencia de la capital mexicana, viven un rebrote claro de sus contagios.

    "Al principio, los médicos estaban haciendo lo que podían con el conocimiento previo que tenían de este tipo de enfermedades y virus, sin conocer las características específicas del actual ni tener un tratamiento bien delineado", apuntó.

    Ahora, la disminución de fallecimientos puede vincularse al protocolo utilizado para el tratamiento de casos graves, basado en la aplicación de anticoagulantes y antihistamínicos en períodos apropiados, que controlan que la respuesta del sistema inmunológico que el cuerpo genera para controlar el virus no genere un shock más perjudicial que el de la propia infección.

    "En particular en México, la gente está llegando un poco más a tiempo a la atención médica, antes de tener los síntomas más severos", apuntó la fuente, quien señaló que este es otro elemento "humano" que modifica el comportamiento de las cifras de defunciones causadas por la enfermedad.

    Por todo eso, "quien tiene suficientes síntomas para ir el médico brinda una cifra que está menos manipulada por el comportamiento social", explicó la fuente.

    Mientras el número de hospitalizados ha visto un ligero incremento como se aprecia en las cifras citadas al inicio de este artículo, los contagios se han mantenido en una meseta desde el 10 de junio con ligeras variaciones, aunque estable desde el 10 de agosto en una "curva plana, casi horizontal que desgraciadamente tuvo 250 ingresos hospitalarios en promedio al día", apuntó Cruz Pacheco.  

    Al consultársele si ese promedio de hospitalizaciones puede catalogarse como "alto", respondió que hay que considerar que en la zona aquí y circulan entre 20 y 22 millones de personas, pero puede considerarse alta al compararse con el promedio máximo alcanzado de hospitalizaciones estuvo entre 450 y 500 casos por día.

    "En ese sentido, la cifra ha bajado a la mitad y puede aún considerarse alta porque uno quisiera que hubiese bajado a una quinta parte del máximo, por ejemplo, pero eso no se ha visto aún", concluyó.
    Etiquetas:
    pandemia, COVID-19, hospitalización, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook