En directo
    América Latina
    URL corto
    0 61
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — Un homenaje no programado a las víctimas del golpe de Estado de noviembre de 2019 provocó un duro enfrentamiento en el parlamento boliviano, entre la bancada mayoritaria del Movimiento Al Socialismo (MAS) y las minorías conservadoras de Comunidad Ciudadana (CC) y Creemos.

    "El pleno de la Cámara de Diputados aprueba homenaje camaral a las víctimas de Potosí, Santa Cruz, Cochabamba, La Paz y la ciudad de El Alto y declararlos héroes del Estado Plurinacional de Bolivia por ofrendar su vida en defensa de la democracia y el voto ciudadano", anunció la cámara en su cuenta de Twitter.

    ​El anuncio surgió al cabo de una sesión ordinaria en la cual la bancada del MAS impuso un cambio de agenda para plantear el homenaje a las más de 30 personas que murieron durante la crisis política del año pasado, la mayoría víctimas de la represión del Gobierno transitorio de Jeanine Áñez.

    "Queremos denunciar que el MAS está tirando por la borda el esfuerzo de reconciliación y reencuentro entre bolivianos en la Asamblea (parlamento)", dijo el jefe de la bancada de CC, Carlos Alarcón, antes de que la bancada masista votara a favor de la resolución de homenaje.

    Control masista

    Ésta fue la primera votación dividida en el parlamento boliviano, renovado completamente en octubre e instalado desde el pasado 8 de noviembre, a la par de la asunción del presidente masista Luis Arce.

    El MAS, con 75 de los 130 puestos de la Cámara de Diputados y 21 de los 36 escaños del Senado, controla por cuarta legislatura consecutiva el parlamento, en el cual por una reciente reforma reglamentaria necesita solo mayoría simple y no dos tercios de votos para la mayoría de las decisiones.

    El homenaje a los caídos en la crisis política tuvo lugar mientras se realizaban manifestaciones de los familiares de las víctimas en el pueblo de Sacaba, departamento de Cochabamba (centro), y en la vecina ciudad de El Alto, donde murieron al menos 20 personas por la represión policial y militar a protestas contra el golpe.

    Una investigación concluida por el parlamento poco antes del reciente cambio de gobierno estableció que durante la crisis murieron al menos 37 personas, de las cuales 27 eran víctimas confirmadas de la represión ordenada por Áñez, lo que dio pie a que el legislativo recomiende un juicio de responsabilidades contra la exgobernante.

    "El homenaje es a todas las víctimas de la violencia política, sin perjuicio de que continúan las investigaciones sobre las responsabilidades de las masacres, especialmente las del 14 de noviembre en Sacaba y el 19 en Senkata (El Alto)", dijo a reporteros el presidente de Diputados, el masista Freddy Mamani.

    El opositor Alarcón sostuvo en cambio que el homenaje "podría convertirse en una condena anticipada, [basada en] una completa distorsión de los hechos históricos de cómo sucedieron el año pasado".

    Añadió que veía una supuesta intención del MAS de que se investigue solo las muertes atribuidas al Gobierno de Áñez y no las que ocurrieron en los días precios al 10 de noviembre de 2019, cuando Morales renunció.

    La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, primer grupo externo que denunció la violencia desatada por el Gobierno de Áñez iniciará la próxima semana una investigación en Bolivia, previéndose que recabe informes y testimonios del Gobierno, víctimas y políticos oficialistas y opositores.

    Etiquetas:
    Bolivia, parlamento
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook