En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 10
    Síguenos en

    En menos de diez días, cuatro menores de edad murieron de forma violenta en el Centro Histórico de la capital mexicana. Sputnik repasa los detalles que se conocen hasta ahora de estos casos.

    El volante que denuncia la desaparición de dos niños de 14 y 12 años sigue pegado en las paredes de la ciudad como evidencia de su búsqueda. El mismo apunta que fueron vistos por última vez el 27 de octubre, en la colonia Centro de la capital y que estaban juntos entonces. Ambos son hijos de una comunidad de familias mazahuas, provenientes del Estado de México, que se dedican a la venta ambulante en la capital mexicana.

    Según anunciaron las autoridades de la Fiscalía General de Justicia de la capital, el análisis de las llamadas realizadas del teléfono del mayor de los niños, apuntó a una zona del Centro Histórico, que días más tarde se volvió clave en el asunto, al producirse un desenlace inédito.

    En la madrugada del 1 de noviembre, un hombre que cargaba un par de cajas de plástico en un diablito —una carretilla de mango alto— las dejó caer frente a una patrulla que observó que la carga eran restos humanos. El 3 de noviembre, las familias de los niños reconocieron que se trataba de sus cuerpos mutilados.

    Según se informó oficialmente, al caerse las cajas, el hombre que las transportaba las abandonó en la calle y huyó hacia un edificio ubicado en la calle República de Cuba #86, que fue cateado por la Fiscalía, como parte de la línea de investigación del caso.

    Ulises Lara, coordinador de asesores de la Fiscal Ernestina Godoy y vocero de la Fiscalía, informó que se hallaron indicios tanto en las escaleras del lugar como en uno de los departamentos, que consistió en "rastros hemáticos y prendas de vestir" que son analizados. Allí se realizó una segunda detención de otro hombre por el caso, que según apuntó la autoridad, es quien sacó las cajas del edificio y las abandonó en las calle.

    Al hallarse los cuerpos, fueron filtradas a la prensa las imágenes de las cámaras de seguridad del C5 —el centro de videovigilancia capitalino— en que puede apreciarse el recorrido que hizo el hombre con las cajas que contenían los cadáveres de las víctimas.

    "La carretilla de carga fue trasladada desde República de Cuba hasta la calle República de Chile, donde fueron ubicados los restos de los menores de edad. Sin embargo, de acuerdo a la investigación, al caerse las cajas quien las transportaba regresó al domicilio cateado. En segunda instancia fue detenido otro hombre que se aproximó a la carretilla y las cajas, posiblemente para continuar el traslado de las misas", apuntó Ulises Lara, vocero de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

    Aunque la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, había sostenido en primera instancia que el crimen estaba vinculado a un conflicto por la venta de drogas con la que vinculó a los niños, esta semana se disculpó públicamente por sus familias por entender que su comentario fue criminalizante con las víctimas.

    Hasta el momento, la Fiscalía ha vinculado a proceso a dos hombres por el crimen, así como realizó la detención de un tercero que no ha podido ser vinculado aún con el caso. Hasta ahora, no se ha identificado el móvil de este crimen grave cometido contra dos niños de origen humilde de la capital mexicana.

    "Estamos frente a un crimen atroz y abominable, que le arrebató la vida a dos niños. Es una manifestación inadmisible. No habrá forma de escapar de la Justicia para quienes ordenaron, planearon, ejecutaron o participaron en este crimen. Combatir la impunidad es la mejor forma para evitar la repetición", sostuvo públicamente la Fiscal General de Justicia, Ernestina Godoy, en referencia al caso.  

    Otra maleta abandonada

    A menos de diez minutos de donde el crimen de los niños se hizo público, en la madrugada del 11 de noviembre, la policía capitalina halló una maleta en la esquina de las calle Lerdo y Magnolia, en la colonia Guerrero, pegada al Centro Histórico de la capital.

    Al ser revisada por peritos de la Coordinación General de Servicios Periciales, se confirmó que contenía un cadáver. La policía realizó en la madrugada un cateo en un edificio cercano y fue detenido un joven de 15 años, que según afirmó la policía, fue identificado por las cámaras de seguridad por estar cargando la maleta hasta el punto donde fue abandonada.

    Al día siguiente, las autoridades capitalinas confirmaron que el cuerpo pertenecía a otro adolescente de 14 años. Según relató el padre de la víctima a la periodista mexicana Andrea Ahedo, el adolescente había pedido mayor libertad para moverse y por eso, la familia no fue a buscarlo a la salida de su práctica de fútbol en un equipo a pocas cuadras de su casa, como siempre hacía.

    Según denunció la familia, recibió una llamada extorsiva pidiendo dinero por el regreso con vida del adolescente de casi un millón de pesos mexicanos (500.000 dólares, aproximadamente). El vocero Lara informó que en la madrugada del jueves 12, la Fiscalía realizó tres cateos en distintos domicilios y ubicó en uno de ellos el lugar donde se cometió el crimen contra el adolescente, una vecindad en la colonia Guerrero.

    "Es muy fuerte esto, las autoridades están haciendo su trabajo. No pido más que su trabajo y a todos los jóvenes que luchen por sus sueños y sigan su camino. Si ven una maña brecha, sigan su camino y que esto sea la gota que haya derramado el vaso. Esperamos que sí se haga justicia", dijo a la prensa el padre del joven asesinado tras el entierro realizado en el Panteón San Isidro, de Azcapotzalco, en el norte de la Ciudad de México.

    Otro adolescente muerto

    El tercer caso de un menor de edad fallecido en circunstancias no aclaradas se hizo público el viernes 13 de noviembre, cuando el cuerpo sin vida de un joven de 16 años fue hallado en una vecindad de la calle República Perú #95, a pocas cuadras también del lugar donde fueron abandonados los cadáveres de los niños mazahuas.

    El adolescente había sido reportado como desaparecido ese mismo día, según puede leerse en el volante emitido por la Alerta Amber, un mecanismo de búsqueda para menores de edad en México.

    Según el reporte de la Alerta, el adolescente fue visto por última vez el martes 10 de noviembre a las seis y media de la tarde. Aunque fue hallado sin vida tres días después, no se ha dado información oficial al respecto de lo sucedido hasta el momento.

    Aunque el vocero Lara descartó que los crímenes estén conectados, la cercanía de los mismos despertó la alerta ante una demostración de violencia pública en el centro de la capital mexicana, ya que los cadáveres sin vida de los jóvenes fueron abandonados y expuestos en la vía pública, algo que no había ocurrido hasta ahora en un punto central de la capital mexicana.

    Etiquetas:
    Ciudad de México, violencia, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook