En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 110
    Síguenos en

    A un año de la masacre de Huayllani, en el marco del derrocamiento del Gobierno de Evo Morales, aún no existe una investigación adecuada que permita juzgar y condenar a quienes hubieran cometido. Todos los indicios apuntan a que habrían sido militares y policías aún en "servicio".

    Luego del golpe de Estado del 10 de noviembre de 2019, las bases de Evo Morales en el Trópico de Cochabamba intentaron movilizarse en la capital departamental para defender su presidencia. Pero en el puente Huayllani, que une a los municipios de Sacaba con Cercado, miles de manifestantes fueron emboscados el 15 de noviembre del año pasado por las fuerzas conjuntas, formadas por militares y policías.

    ​Los uniformados estaban amparados por el decreto 4078, firmado por el Gobierno ilegítimo de Jeanine Áñez. Este documento les permitía abrir fuego sobre la ciudadanía sin tener que rendir cuentas ante la Justicia por ello.

    Según denunciaron los manifestantes, hace justo un año atrás fueron acribillados incluso desde helicópteros que sobrevolaban la zona. Según pericias de la Asamblea Legislativa Plurinacional, las balas habrían partido de armas militares y policiales.

    ​Aún no hay una investigación adecuada para este crimen de lesa humanidad, que fue catalogado por la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) como una masacre.

    ​Al cumplirse un año, miles de personas se reunieron en el sitio de la matanza para rendir homenaje a sus familiares, amigos, compañeros. Además exigieron al nuevo gobierno democrático, conformado por Luis Arce como presidente y David Choquehuanca como vice, que no se olviden de procurar Justicia para las víctimas.

    ​En noviembre de 2019, Leonardo Loza era dirigente de las organizaciones campesinas cocaleras del Trópico de Cochabamba, de donde son casi todos los muertos de la masacre. Actualmente, Loza es senador del Estado Plurinacional.

    ​Cuando tomó la palabra, el flamante legislador advirtió que varios militares y policías aún en funciones podrían ser juzgados por este crimen de lesa humanidad. Además, claro, de quienes integraban el gabinete de Áñez y firmaron el decreto 4078.

    Etiquetas:
    Jeanine Áñez, masacre, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook