En directo
    América Latina
    URL corto
    119
    Síguenos en

    El gobernador del estado mexicano de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, acusó al expresidente Benito Juárez (1858-1872) de quitar a su entidad la gran frontera con Estados Unidos, un aspecto que consideró como una limitante de su crecimiento económico.

    En contraste, Rodríguez Calderón reivindicó la figura histórica y el legado del exgobernador neoleonés Santiago Vidaurri (1855-1864), quien pretendió constituir, junto con los actuales estados de Coahuila y Tamaulipas, la República de la Sierra Madre.

    "Vidaurri es el gran ejemplo que he seguido siempre. Para muchos podrá sonar extraño, pero cuando tomó la decisión de independizar al estado, fue precisamente por una actitud centralista, hoy fuéramos la Republica de Nuevo León", sostuvo.

    El actual gobernador neoleonés defendió que su entidad es extraordinaria porque la mayoría de los ciudadanos siempre hace todo lo posible para estar mejor, una actitud que, en su opinión, demuestra la visión de Vidaurri, "a quien la historia ha denigrado, como lo hizo también con Porfirio Díaz".

    Por otra parte, Rodríguez Calderón aceptó que le molesta que el presidente Andrés Manuel López Obrador se asuma como el poseedor de la verdad absoluta. Aunque reconoció que él tuvo un comportamiento similar durante su primer año de gobierno, afirmó que a lo largo de su gestión ha entendido que los problemas no se resuelven entregando dinero.

    "En tres años que lleva el presidente desde que ganó la elección, no se ha bajado ni un punto la pobreza extrema. Aquí estamos a punto de exterminarla, porque generamos empleo, los empresarios se la están partiendo y los trabajadores ayudan a su patrón a conservar la fuente de empleo", explicó.

    En marzo de 2017, durante la ceremonia para conmemorar el natalicio de Benito Juárez, Jaime Rodríguez Calderón afirmó que buscaba seguir los pasos del expresidente mexicano.

    "Hoy aquí hago una analogía. Juárez luchó y fue perseguido, pero no cedió. Cambió de lugar en su vida y en su historia como gobernante, pero no cedió… Quiero abrevar a Juárez y quiero emular a Juárez. Fue un hombre que nunca se detuvo y que siempre logró su objetivo", resaltó entonces.

    Entre febrero y agosto de 1864, Juárez instaló su gobierno en Nuevo León al huir de los conservadores e imperiales que habían entregado a Maximiliano de Habsburgo el Gobierno. Debido a eso, Juárez solicitó al gobernador, Santiago Vidaurri, que apoyara a la Federación con el dinero recaudado por las aduanas de Nuevo León y Coahuila, que el gobernador retenía. Vidaurri se opuso argumentando que eso "traería la ruina al estado".

    Tras una entrevista entre ambos personajes, la comitiva de Juárez fue atacada a balazos, supuestamente por orden del hijo de Vidaurri. Días después, el mandatario neoleonés emitió una carta en la que insultaba al Gobierno republicano y prevenía a las autoridades de su estado para no obedecer las órdenes de Juárez.

    Ante esto, el Gobierno juarista desconoció a Vidaurri. En respuesta, Nuevo León entabló una feroz batalla contra las tropas republicanas, quienes derrotaron a Vidaurri y lo obligaron a huir hacia Texas.

    Etiquetas:
    Benito Juárez, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook