En directo
    América Latina
    URL corto
    2195
    Síguenos en

    La producción de papa en Colombia se ha visto fuertemente perjudicada luego de que el valor del tubérculo descendiera drásticamente, hasta seis veces menos. La situación hace que toneladas del cultivo sean regaladas o vendidas por mucho menos que antes. Los trabajadores del sector demandan respuestas al Gobierno.

    El precio de la papa en Colombia ha sufrido una brutal devaluación desde septiembre. Antes de ese mes, por ejemplo, un saco de papas (aproximadamente 50 kilogramos) se vendía en el mercado local a unos 13 dólares, pero desde entonces ha descendido brutalmente y ahora solo logran venderlo a poco más de dos dólares, unas seis veces menos. 

    En un país donde se producen 2,7 millones de toneladas de papa anualmente, el descenso de precios ha afectado profundamente a los trabajadores del sector, aproximadamente unos 100.000 productores en todo el territorio, según informó el diario colombiano El Tiempo. 

    Uno de los departamentos más afectados ha sido el de Boyacá, en el centro de Colombia, donde los productores de papa están recurriendo a vender sus cultivos en la carretera, ya que llevarlos a las centrales de abasto implica mayor mano de obra y una caída aún mayor de los precios. En muchos casos, las papas llegan a ser regaladas a falta de lograr su venta.

    "Antes vendíamos unos 5 viajes y ahora solo un viaje por mucho a la semana. No tenemos quien nos compre y pues nos quedamos con toda la papa regada en la finca", contó a El Tiempo la productora local Flor Alba, quien señaló que, a causa también de las heladas, muchas cosechas se han perdido y la mayoría de los productores no cuentan con seguros para compensar dichas pérdidas. 

    ¿Por qué se devaluó la papa en Colombia?

    Además de la crisis económica desatada por la pandemia de COVID-19 en Colombia, que ha afectado diversas actividades económicas a nivel nacional, los productores señalan el aumento de la importación del tubérculo, sus altos costos de producción, y la falta de inversión en el campo como elementos centrales para entender la devaluación de su precio. 

    ​Hace 10 años, Colombia importaba anualmente unas 9.000 toneladas de papa procesada al año. Sin embargo, la cifra ha ascendido de manera considerable: en 2019 fueron 58.616 las toneladas importadas, principalmente de Alemania, Bélgica y Holanda. Esto ha sido cuestionado por varios legisladores, entre ellos el senador Jorge Enrique Robledo, quien ha calificado el aumento de las importaciones como "el colmo" del Gobierno de Iván Duque. 

    ​Según el representante por el departamento de Boyacá, César Pachón, los tratados internacionales de libre comercio que mantiene el país ha puesto en desventaja a los agricultores nacionales frente a los extranjeros, ya que no hay capacitación ni asistencia técnica, lo que impide el desarrollo de la agroindustria.

    El Gobierno de Duque anunció ante la crisis que otorgará un total de 30.000 millones de pesos colombianos (unos 8.200 dólares) para más de 25.000 productores. Aun así, Pachón aseguró que esta medida "se va a quedar corta" y, para que realmente haya una mejora, "tiene que haber voluntad política e incluso replantear el sistema organizativo, institucional y productivo de la papa y de todos los sectores del agro, porque no se puede continuar de esta manera".

    Por su parte, Germán Palacio, gerente del Fondo Nacional de Fomento de la Papa (Fedepapa), gremio que agrupa a los productores del tubérculo a nivel nacional, manifestó a El Tiempo que el Gobierno necesita apostar a la apertura de nuevos mercados y procurar que la papa colombiana se exporte a nivel internacional.

    ​En tanto, los productores preparan movilizaciones para hacer sus reclamos al Gobierno Nacional.

    Etiquetas:
    devaluación, economía, papa, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook