En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    Elecciones generales en Bolivia (2020) (183)
    0 311
    Síguenos en

    Luego de un año sin un Gobierno elegido democráticamente, las calles de La Paz son una fiesta liderada por campesinos, indígenas y obreros venidos de todo el país, quienes celebran la tan anhelada recuperación de la democracia.

    La asunción de Luis Arce Catacora como presidente de Bolivia tiene una fiesta popular muy intensa en la plaza Murillo, donde se congregan las principales instituciones del Estado Plurinacional. Allí, desde el amanecer, el Consejo Nacional de Amawtas (quienes guardan la sabiduría de la cosmovisión andina) realiza una inmensa wajta, que es una ofrenda para la Pachamama, la Madre Tierra. El humo de sus sahumerios se sentía en toda la plaza, donde siguen los festejos populares por la recuperación de la democracia en Bolivia.

    ​Cuando recién amanecía, decenas de amawtas iniciaron la celebración por la asunción de Arce como presidente y David Choquehuanca como vicepresidente. Soplaban sus inmensos caparazones de caracoles marinos, gritaban con sus manos hacia el cielo "jallalla", que es una expresión aymara de algarabía.

    •  Sahumerios de los indígenas bolivianos durante la asunción de Luis Arce
      Sahumerios de los indígenas bolivianos durante la asunción de Luis Arce
      © Sputnik / Sebastián Ochoa
    • Las celebraciónes de la asunción de Luis Arce en Bolivia
      Las celebraciónes de la asunción de Luis Arce en Bolivia
      © Sputnik / Sebastián Ochoa
    • Seguidores de Luis Arce y el Movimiento Al Socialismo durante su asunción en Bolivia
      Seguidores de Luis Arce y del Movimiento Al Socialismo durante su asunción en Bolivia
      © Sputnik / Sebastián Ochoa
    1 / 3
    © Sputnik / Sebastián Ochoa
    Sahumerios de los indígenas bolivianos durante la asunción de Luis Arce

    Una banda tocaba música andina, mientras los demás bailaban en círculo alrededor de la wajta humeante. Cada "jallalla" era respondido con otro "jallalla" en coro. "¡Jallalla proceso de cambio! ¡Jallalla hermanos amawtas! ¡Patria o muerte! ¡Venceremos!". Tampoco faltaron los 'jallallas' para el expresidente Evo Morales (2006-2019), quien regresará este lunes 9 de noviembre de Argentina, donde se tuvo que refugiar luego del golpe de Estado del 10 de noviembre de 2019.

    ​Yawar Mallku explicó a Sputnik en qué consistió la wajta que realizaron para el presidente Arce. "Hemos empezado muy temprano, pidiendo permiso a los ancestros para hacer esta ceremonia milenaria. Queremos que en este proceso de cambio haya armonía, haya equilibrio, para que todos los hermanos tengan todo y no les falte nada", comentó.

    ​Elizabeth Aragón es vicepresidenta del Consejo Nacional de Amawtas. "Hemos pedido esta mañana a la Pachamama que haya buena energía en nuestro futuro presidente —contó la maestra—, que sea con mucha qamasa" que es la fuerza espiritual, en la cosmovisión aymara.

    ​Arce, del Movimiento Al Socialismo (MAS), se impuso en las elecciones del 18 de octubre, con el 55,1% de los votos. Sin embargo, la población civil que había apoyado al golpe contra Morales, últimamente se dedicó a manifestarse ante cuarteles militares para pedir a los uniformados que se hagan cargo del Gobierno nacional mediante las armas.

    "Como pueblos indígenas, somos guardianes de nuestro presidente electo por la mayoría. Los indígenas vamos a cuidar su gestión", aseguró la amawta.

    Luego de que Arce fuera posesionado por la Asamblea Legislativa Plurinacional, se dirigió a la plaza para sumarse a esta wajta. Tras quedar bien ahumado, el flamante presidente se llevó al Consejo de Amawtas a la Casa Grande del Pueblo, para que continúen con la ceremonia en ese edificio donde está el despacho presidencial.

    Todas las calles que rodean a la plaza Murillo estaban cerradas por efectivos policiales, que solamente permitían el ingreso a quienes estuvieran acreditados. Tras las vallas, miles de personas de organizaciones obreras, campesinas e indígenas esperaban a que les permitieran ingresar al centro del poder político, para desfilar con sus banderas ante los emblemáticos edificios, como la Catedral, el Palacio Quemado y la Asamblea.

    "¡Fuera motines!", les gritaban quienes querían pasar a la plaza. "Motines" es el apodo que les quedó a las fuerzas policiales desde el 8 de noviembre de 2019, justo un año atrás, cuando decidieron amotinarse contra el entonces presidente Morales, con lo cual precipitaron la caída de su Gobierno. "¡Queremos pasar!", exigían.

    En algún momento les permitirían la entrada, porque el 'desfile cívico' de las organizaciones sociales está programado para las 15 horas en el cronograma de actividades de este día de recuperación de la democracia.

    Tema:
    Elecciones generales en Bolivia (2020) (183)
    Etiquetas:
    indígenas, democracia, Bolivia, David Choquehuanca, Luis Arce
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook