En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — El presidente de Argentina, Alberto Fernández, anunció una prórroga de la cuarentena por COVID-19, vigente desde el 20 de marzo, con la salvedad de que el área metropolitana de Buenos Aires, por primera vez, sale del aislamiento social preventivo y obligatorio para pasar a una nueva fase conocida como "distanciamiento".

    "Estas medidas que van a regir hasta el 29 de noviembre", señaló el mandatario durante un mensaje grabado en la residencia presidencial de Olivos, en la provincia de Buenos Aires (este).

    En la etapa conocida como DISPO (distanciamiento social, preventivo y obligatorio) se permite la circulación de la ciudadanía sin necesidad de tener un permiso, aunque el transporte público solo podrá ser usado para quienes realizan actividades esenciales.

    Las decisiones relacionadas con la cuarentena en esta fase ya no dependerán del Poder Ejecutivo nacional, sino de los gobiernos locales.

    En el AMBA, zona que abarca la capital y 40 departamentos de la provincia de Buenos Aires, el Ejecutivo observa un descenso en la cantidad de casos desde hace ocho semanas.

    "Hoy la cantidad de casos es menos de la mitad que era hace ocho semanas", destacó Fernández.

    Por eso "es hora de que el AMBA, que es el único lugar geográfico que desde el primer día hasta aquí se mantuvo en aislamiento preventivo, ahora pase a una etapa de distanciamiento social", destacó.

    Por otro lado, "en aquellas provincias donde los contagios se quedaron estables o aumentaron, seguimos con las condiciones de cuidado", advirtió el jefe de Estado.

    En departamentos de 10 de los 24 distritos del país, por lo tanto, continuará el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

    En la ciudad de Buenos Aires, las actividades que impliquen aglomeración de personas en lugares cerrados seguirán prohibidos, por lo que no habrá recitales, teatros o cine.

    En bares y restaurantes de la capital se permitirá la atención dentro de los locales, con una ocupación máxima del 25-30%.

    En la provincia de Buenos Aires, mientras tanto, los bares solo podrán atender en espacios abiertos.

    "Lejos está de que el problema se haya resuelto", advirtió el mandatario al pedir a la sociedad que siga extremando las medidas de cuidado.

    La vacuna Sputnik V

    El presidente de Argentina señaló que desde finales de diciembre el país cuenta con tener las suficientes dosis de la vacuna Sputnik, desarrollada por la Federación Rusa, para vacunar a 10 millones de personas.

    "Podríamos cubrir a 10 millones de personas a partir de finales de diciembre", ratificó durante un mensaje grabado desde la residencia presidencial de Olivos, en la provincia de Buenos Aires (este).

    Tal y como anunció en una primicia a esta agencia el propio presidente, Argentina espera adquirir las 20 millones de dosis que se necesitan del antídoto —dos por persona— para vacunar en total a 10 millones de habitantes a partir de diciembre.

    El Gobierno mantiene un canal de comunicación directo con el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) para la provisión de vacunas "con la idea de que la Anmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) cuente con la información necesaria para aprobar la vacuna si está en condiciones de ser aprobada", señaló.

    El mandatario se refirió a la conversación que mantuvo durante la mañana con su par de la Federación Rusa, Vladímir Putin.

    "Hablamos de todo pero le dedicamos un rato muy largo a hablar de la vacuna Sputnik, así hemos logrado avanzar y dar pasos importantes", contó.

    El jefe de Estado argentino expresó su "gran tranquilidad" de contar con la vacuna de la Federación Rusa en menos de dos meses.

    Ahora el Gobierno prepara el plan de vacunación que alcance todos los rincones del país pues "la tarea de vacunar exige una logística", destacó.

    Más vacunas

    El presidente aclaró durante su mensaje que la Sputnik no será la única vacuna que adquirirá el país sudamericano.

    "Tenemos acuerdos con otros laboratorios, y podríamos llegar a contar con la posibilidad de vacunar a 750.000 personas con la vacuna de Pfizer, que en diciembre podría estar en Argentina", indicó.

    A partir de marzo, en añadido, también se podría obtener la vacuna que desarrolla la Universidad de Oxford y el laboratorio de Astrazeneca.

    El Gobierno también explora un acuerdo para conseguir una de las vacunas chinas.

    "Lo que nosotros queremos es que los argentinos puedan contar lo más rápido posible con la vacuna para terminar con este tiempo de pandemia", resumió Fernández.

    Argentina acumula 1.217.028 casos y 32.766 fallecimientos por el nuevo coronavirus.

    La vacuna Sputnik en la actualidad se encuentra en la fase 3, también llamada posregistro, con la participación de 40.000 voluntarios en Rusia.

    Etiquetas:
    Buenos Aires, cuarentena, coronavirus, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook