En directo
    América Latina
    URL corto
    0 231
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El presidente electo de Bolivia, Luis Arce, y su vicepresidente, David Choquehuanca, recibieron bastones de mando del pueblo aymara, en una ceremonia bajo los primeros rayos del sol en las ruinas altiplánicas de Tiwanaku (oeste), dos días antes de asumir formalmente el Gobierno.

    "Hermanos, simplemente pedir a nuestros Achachilas [espíritus tutelares que protegen a los pueblos] que nos den sabiduría para poder llevar adelante al país en paz, tranquilidad y en prosperidad. Jallalla [viva] hermanos", dijo Arce durante la ceremonia que fue conducida por líderes espirituales indígenas, reportó la oficina de prensa del futuro gobernante.

    Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia
    © Foto : Prensa Cámara de Senadores - Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivi
    La toma simbólica del mando indígena por Arce continuó los actos de traspaso del poder que arrancaron el 5 de noviembre con un mensaje de despedida de la presidenta transitoria Jeanine Áñez, mientras persistía un paro cívico en Santa Cruz (este) y protestas menores contra el nuevo Gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS).

    "Acompañados de Amautas y Mama T'allas [ancianos y ancianas en aymara], organizaciones sociales y nuestras familias, recibimos en Tiwanaku la energía de la Pachamama y los ancestros para gobernar en paz, unidad y prosperidad. No defraudaremos la confianza del pueblo. ¡Jallalla Bolivia!", proclamó Arce vía Twitter.

    La ceremonia en Tiwanaku replicó, aunque sin multitudes en torno, los actos en los que el expresidente Evo Morales (2006-2019) fue reconocido como líder indígena nacional al asumir sus tres mandatos sucesivos.

    El MAS había anunciado a principios de esta semana que la ceremonia indígena en las ruinas de Tiwanaku, patrimonio de la humanidad ubicado a 60 kilómetros al oeste de La Paz, estaba en duda por razones sanitarias, a causa de la pandemia del COVID-19.

    Al final, solo una veintena de dirigentes de organizaciones sociales y familiares de los mandatarios, además de los sacerdotes aymaras, asistieron a la asunción simbólica de Arce y Choquehuanca, según el reporte de su equipo de prensa.

    La presencia indígena en el traspaso del poder volverá a notarse el 8 de noviembre, cuando millares de aymaras y quechuas de varios distritos establezcan una guardia de honor en la Plaza Murillo, donde está el palacio legislativo en el cual se realizará la juramentación de Arce y Choquehuanca, anunciaron dirigentes sindicales.

    Tras los actos protocolares, el 8 de noviembre en la tarde se realizará en esa misma plaza un desfile que incluirá el paso de grupos de bailes tradicionales, de acuerdo con el programa oficial.

    Etiquetas:
    indígenas, Bolivia, Luis Arce, David Choquehuanca
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook