En directo
    América Latina
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    Dos turistas brasileños llegaron a la costa este de Uruguay sin cumplir con las medidas sanitarias impuestas por Uruguay, por lo que fueron detenidos y expulsados del país. Las autoridades uruguayas ya habían intervenido por una argentina que también incumplió el protocolo en Punta del Este.

    Vacacionar en las playas de la costa uruguaya es un gusto que los turistas argentinos y brasileños no podrán darse en este verano austral, luego de que el Gobierno de Luis Lacalle Pou anunciara su decisión de no habilitar el ingreso libre de turistas durante la temporada. Por eso, el país ya comenzó a expulsar a algunos turistas que se animan a ingresar al territorio sin cumplir con las exigencias sanitarias.

    El Ministerio del Interior uruguayo comunicó oficialmente que dos ciudadanos brasileños, un hombre de 32 años y una mujer de 31, debieron ser expulsados del país luego de que fueran detectados incumpliendo las medidas sanitarias obligatorias en un balneario de la costa este del país.

    Según informó la cartera, los dos turistas habían ingresado desde Brasil por la frontera seca del Chuy, una localidad binacional que une al departamento uruguayo de Rocha con el estado de Rio Grande do Sul.

    Los turistas se registraron y pasaron la noche del 3 de noviembre en un hotel del balneario Punta del Diablo. Sin embargo, no habían realizado los trámites exigidos por las autoridades uruguayas ni presentaban un examen de COVID-19 con resultado negativo, por lo que los trabajadores del hotel decidieron denunciar el caso ante el Ministerio de Salud uruguayo.

    Además, la pareja incumplió la cuarentena y durante el día siguiente dejó el hotel para pasear por el balneario. En ese momento fueron interceptados por la Policía, que los escoltó hacia la frontera con Brasil "bajo extremas medidas sanitarias" —el hombre en su vehículo y la mujer en una ambulancia— para registrarlos y, en coordinación con autoridades brasileñas, proceder a su expulsión.

    Antes de abandonar el territorio, la pareja fue hisopada. En caso de que los test arrojen positivo para COVID-19, las autoridades uruguayas deberán rastrear sus contactos para encontrar posibles contagiados.

    Los casos de extranjeros que no cumplen los protocolos dispuestos por Uruguay comenzaron días atrás con el caso de una argentina que fue rechazada por varios hoteles de Punta del Este, el principal balneario uruguayo, luego de que supuestamente se negara a cumplir con la cuarentena de siete días exigida. El caso motivó la intervención de los ministerios del Interior y de Salud.

    Si bien trascendió que se trataba de la actriz argentina Katja Alemann, la artista aclaró que sí había cumplido la cuarentena y que se trataba de otra argentina.

    De acuerdo al protocolo dispuesto por Uruguay, los extranjeros que pretendan ingresar al país deberán firmar una declaración jurada que incluye un formulario en el que deben detallar el motivo de su viaje, el lugar en el que se hospedarán y los sitios en los que estuvieron en los últimos 14 días. También deben llegar con un test PCR negativo y con un seguro médico que rija en territorio uruguayo y someterse a una cuarentena de al menos siete días.

    Aún cumpliendo estas medidas, solo pueden ingresar los extranjeros que tengan residencia en el país o que acrediten la necesidad de viajar por razones económicas, laborales o de reunificación familiar.

    Etiquetas:
    pandemia, pandemia de coronavirus, fronteras, turismo, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook