En directo
    América Latina
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El Gobierno uruguayo objetó la falta de imparcialidad de la CIDH al evaluar el operativo policial efectuado el 1 de noviembre para dispersar una aglomeración de personas en una plaza de Montevideo con el fin de evitar contagios de COVID-19, según expresó a través de un comunicado de la Cancillería.

    "El Gobierno de Uruguay lamenta la falta de imparcialidad de la CIDH al momento de pretender catalogar como presuntos abusos la actitud profesional de la Policía uruguaya, que resultó en la disolución de la riesgosa situación sanitaria para la población al tiempo que no generó lesión alguna en los ciudadanos", dice el comunicado.

    El 1 de noviembre hubo un operativo policial en la plaza Líber Seregni de Montevideo ante una denuncia de vecinos por una aglomeración en el lugar, lo cual el Gobierno pide evitar para que no haya contagios de COVID-19.

    Al menos tres agentes resultaron heridos y once personas fueron detenidas y liberadas al otro día, indicaron las autoridades del Ministerio del Interior.

    "Según información de la sociedad civil, la Policía no habría priorizado el diálogo previo a su intervención", indicó el 3 de noviembre la CIDH.

    El organismo internacional hizo un llamado a Uruguay a adoptar un enfoque de derechos humanos en las medidas de contención de la pandemia, garantizando el derecho de reunión pacífica, sin armas, la libertad de expresión y el diálogo.

    En su comunicado, la Cancillería expresa que "en todo momento el Gobierno del Uruguay ha utilizado como concepto central para el manejo de la pandemia el de libertad responsable, apelando a la conciencia social de la ciudadanía para mitigar los riesgos derivados de la propagación del virus".

    En tal sentido, la intervención de la Policía en la plaza Líber Seregni se guió en todo momento por ese principio, "instando a las personas presentes en dicho espacio público, por medio del diálogo y la comunicación previas, a disolver la aglomeración por los peligros que conlleva dicho tipo de conducta para la propagación del virus".

    Desde que el 13 de marzo comenzó la enfermedad en el país, se infectaron 3.196 personas y fallecieron 61 por el coronavirus, según las últimas cifras oficiales, difundidas el 3 de noviembre.

    Etiquetas:
    imparcialidad, COVID-19, coronavirus, CIDH, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook