En directo
    América Latina
    URL corto
    0 03
    Síguenos en

    Las fiestas clandestinas se han vuelto una pandemia dentro de la pandemia. En Colombia la modalidad fue masiva en el departamento de Antioquia, donde la Policía Nacional intervino 182 fiestas en las que se incautaron armas de fuego, blancas, drogas, y unos 1.800 dólares de valor en alcohol y fuegos artificiales.

    Cada vez son más frecuentes a pesar del peligro que suponen. Las fiestas clandestinas son tendencia en Perú, donde mientras la Policía intentaba detener a las personas, 13 fallecieron atropelladas intentando escapar: 11 de ellas dieron positivo en COVID-19 en pruebas posteriores.

    También Chile tuvo las suyas, y en agosto más de 600 personas fueron detenidas por acudir a estas celebraciones ilegales en pandemia. También en Argentina, Uruguay, México y otros países de América Latina se están realizando, pero el caso de Colombia, en particular, prendió todas las alarmas.

    A pesar de que el Gobierno prohibió este tipo de celebraciones, en la noche del 31 de octubre, y como motivo de celebración de Halloween, 182 fiestas clandestinas fueron interceptadas por la Policía Nacional solo en el departamento de Antioquia (noroeste colombiano), informó el semanario local Semana. 

    "Ciudadanos en diferentes lugares se encontraban con alto volumen de sonido. Igualmente, se les hace los llamados de atención por parte del personal del cuadrante. De manera inmediata estas personas se retiran a descansar y no fue necesario realizar ninguna conducción ni ninguna captura en estos procedimientos", dijo el comandante de la Policía del Valle de Aburrá, Antioquia, Eliécer Camacho.

    Las autoridades locales de Antioquia habían determinado un toque de queda y ley seca (la prohibición de la venta de alcohol durante ese día) para la fecha, pero eso no evitó que se llevasen a cabo el número de fiestas que terminó con 344 personas multadas. 

    ​Una de las más multitudinarias ocurrió en una estancia del municipio de San Jerónimo (oeste de Antioquia), a la que acudieron más de 100 personas. Había orquesta, equipos de sonido, luces multicolores, según describió el coronel Jorge Miguel Cabra Díaz, comandante del Departamento de Policía Antioquia, quien también informó que había bebidas alcohólicas y fuegos artificiales del valor de unos 1.800 dólares.

    Del total de las fiestas de ese fin de semana, fueron incautadas tres armas de fuego, 65 armas blancas, y 74.000 dosis de marihuana. Además, fueron detenidas 76 personas acusadas de delitos varios.

    Etiquetas:
    ley seca, ilegalidad, Colombia, fiestas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook