En directo
    América Latina
    URL corto
    1290
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — El presidente argentino, Alberto Fernández, descartó, en entrevista exclusiva con Sputnik, que su país solicite más préstamos al Fondo Monetario Internacional (FMI).

    "No nos planteamos eso", dijo Fernández, desde la residencia presidencial de Los Olivos, en esta capital, en referencia a otro supuesto pedido de ayuda al FMI.

    Argentina negocia con el FMI para devolver 4.000 millones de dólares que tomó prestados en 2018 y 2019, durante la gestión de Mauricio Macri, que se extendió de 2015 a 2019.

    Por otra parte, Fernández dejó claro que no pedirá un ampliación del crédito otorgado y que el programa que trata con el FMI abarcará tres años de su gestión.

    "Es un programa que quiere lograr los objetivos que nos planteamos siempre: que no haya ajustes sobre los sectores más empobrecidos, trabajar para sacar de la pobreza a los argentinos, buscar inversión, desarrollar infraestructura, garantizar educación y salud pública", detalló.

    Expresidente Macri

    Alberto Fernández aseguró que heredó de su antecesor, Mauricio Macri, un país sin reservas en dólares, y en una situación económica precaria.

    La administración encabezada por el expresidente Mauricio Macri (2015-2019) dejó "un país prácticamente sin reservas, sin casi dólares, y con la demanda tan contenida como lo está hoy", explicó el mandatario.

    Al mismo tiempo, agregó que en su mandato tendrá "un trabajo muy duro por hacer de ordenamiento de la economía, hay que tranquilizarla y ordenarla, y eso supone recuperar el orden fiscal tan pronto podamos".

    Fernández adelantó, por otro lado, que el Gobierno trabaja en la actualidad para conseguir que ingresen al país todos los dólares que se declaran en el comercio exterior, habida cuenta de que entre enero y agosto Argentina tuvo un saldo positivo de 10.000 millones de dólares pero sólo ingresaron 6.000 millones.

    "Ese remanente que no entra son los que juegan a la devaluación del peso, por eso insistimos en que no la esperen porque no lo vamos a hacer, ya que una devaluación solo va a empobrecer a los argentinos y nosotros tenemos recursos para aguantar, así que si quieren pelea, la daremos", advirtió.

    En referencia a la brecha cambiaria de casi el 150% de los últimos días entre el dólar oficial y el que se obtiene en circuitos informales, el mandatario reconoció que revela un problema de antaño con la moneda local, el peso argentino.

    "Argentina periódicamente sufre períodos inflacionarios que a la gente le hace descreer del peso, entonces lo que buscan es refugiarse en una moneda más estable, el dólar", expuso.

    La estabilidad en el mercado cambiario requiere un plan que especifique las políticas que se van a aplicar para así darle certezas a la ciudadanía, sostuvo.

    Recuperación de la confianza de los inversores

    Además, Alberto Fernández, sostuvo que la prioridad de su Gobierno es recuperar la confianza de los inversores.

    "Argentina tiene que recuperar confianza porque en diciembre estábamos en default [cese de pagos], estábamos con Argentina dada vuelta, y en dos años se emitió un nivel de endeudamiento feroz que le impedía al país pensar en crecer y pensar en conseguir inversores", señaló Fernández.

    El Gobierno empezó a salir de este problema, explicó, con el acuerdo al que llegó en agosto de 2020 para reestructurar la deuda pública emitida bajo legislación local y extranjera.

    "El acuerdo con los acreedores privados nos permite que en diez años dejemos de pagar 38.000 millones de dólares: ése es el ahorro que tuvo Argentina en esa negociación, y que de acá hasta 2024 prácticamente no tengamos que pagar nada de intereses", recordó Fernández.

    Una vez Argentina recupere la confianza internacional, tiene por delante "un enorme potencial en la producción de gas y petróleo con Vaca Muerta [yacimiento en la provincia de Neuquén, al suroeste], y en la producción de litio, que es la energía del futuro", aseguró el presidente.

    "Yo lo hablé en su momento cuando Evo [Morales] era todavía presidente y yo era candidato, y planteé la idea de trabajar juntos eso porque creo que es una buena idea, dado que entre Bolivia y Argentina está la reserva de litio más grande del mundo", profundizó.

    Argentina también debe volcarse al desarrollo de la energía eólica y la solar para empezar a sustituir los combustibles fósiles, donde también hay "muchas posibilidades de inversión con buenos resultados".

    Por otro lado, "tenemos que agregarle valor a la producción agropecuaria y desarrollar una industria agroalimentaria, que tiene un potencial enorme en el mundo", consideró.

    Para el jefe de Estado, "esas son cosas que no son tan difíciles de hacer, y son grandes oportunidades que tiene Argentina".

    "Lo que más necesito es que Argentina vuelva a producir, vuelva a generar trabajo y vuelva a exportar, y también trate de avanzar sobre derechos de igualdad", insistió. 

    La inflación

    El Gobierno argentino espera reducir la inflación en más de 20 puntos con respecto al año anterior, dijo Fernández.

    "Vamos ordenando el plan inflacionario, este año vamos a tener más de 20 puntos menos de inflación con respecto al año anterior, pero la verdad es que aún tenemos un trabajo muy duro por hacer de ordenamiento de la economía", dijo el jefe de Estado.

    La inflación en Argentina fue del 36,6% durante el último año, según cifras oficiales.

    Además, el peso argentino se depreció en lo que va de año 32,5% y mantiene una diferencia que ronda el 130% respecto al denominado dólar blue que se obtiene en circuitos informales, una brecha que aumentó exponencialmente en las últimas semanas, mientras que desde el 2 de noviembre se observa un fuerte retroceso de esa diferencia.

    "El problema del peso es de antaño. Argentina periódicamente sufre períodos inflacionarios, que a la gente le hace descreer del peso. Entonces lo que buscan es refugiarse en una moneda más estable, allí buscan el dólar", reflexionó Fernández.

    Además, consideró que la estabilidad se logra con el plan que está impulsando su Gobierno, siendo claros con lo que se pretende hacer y dándole certezas a las personas.

    "Está claro que nos han dejado un país prácticamente sin reservas porque la realidad es que el país cuando llegamos prácticamente no tenía dólares y la demanda estaba tan contenida como está hoy. Nosotros en ese punto estamos trabajando, nos hemos fijado un plan, vamos a devolverle la estabilidad a la economía argentina", agregó.

    Impuesto extraordinario a los grandes patrimonios

    El presidente argentino confesó que espera una solución favorable del Congreso al proyecto de ley con el cual plantea un impuesto extraordinario a los grandes patrimonios.

    "Creo que es un impuesto razonable, hay que buscar el modo de que no sea injusto" para que tengan que pagar tanto el accionista argentino como el extranjero, comentó el mandatario en la residencia oficial de Los Olivos, en esta capital.

    Según Fernández "eso es un tema que salió del Congreso y se está discutiendo. Estoy esperando que el Congreso resuelva".

    Por otra parte, la Cámara de Diputados, entre tanto, ya presentó el proyecto de ley de Presupuesto General de la Administración Nacional para el ejercicio fiscal del año 2021 en el que se estima un crecimiento del 5,5% del Producto Interior Bruto (PIB), un déficit primario del 4,5% y una inflación interanual del 29%.

    El texto prescinde de dar una partida al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y al Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), dos iniciativas lanzadas por el Gobierno este año para combatir las consecuencias económicas de la pandemia.

    "El IFE era para aquellos que son monotributistas y que, por su actividad, la pandemia los obliga a quedarse encerrados en sus casas, y para mucha otra gente que necesitaban un auxilio porque hacían muchas veces trabajos eventuales y no estaban registrados en el Estado, por lo que se quedaban afuera del sistema", recordó el mandatario.

    Fernández, un abogado de 61 años de edad, llegó al poder en Argentina el 10 de diciembre de 2019 por el Partido Justicialista (Peronista).

    Etiquetas:
    deuda, Fondo Monetario Internacional (FMI), Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook