En directo
    América Latina
    URL corto
    0 12
    Síguenos en

    A pesar del crecimiento ganancial que los laboratorios farmacéuticos han tenido desde el inicio de la pandemia de COVID-19 en Uruguay, el sector propone rebajas salariales y pone en duda si se mantendrán todos los puestos de trabajo. En tanto, el sindicato de trabajadores se manifestó en conflicto y exige renegociación.

    Desde el 11 de septiembre los trabajadores que integran el Sindicato de la Industria del Medicamento y Afines (SIMA) de Uruguay se declararon en conflicto tras las negociaciones que venían llevando con las cámaras empresariales en el marco de los Consejos de Salarios y Negociación Colectiva, instancia en el que el Poder Ejecutivo, representantes de las empresas y de los trabajadores negocian sueldos y condiciones laborales en el país.

    "El sector es uno de los grandes beneficiados por la pandemia, algo que quedó evidenciado con el incremento de las ventas de los laboratorios, y sin embargo, la propuesta ofrecida a los trabajadores suponía pérdida salarial", asegura el comunicado emitido por la central sindical PIT-CNT. Además, preocupa al sector la "conservación de los puestos de trabajo". 

    Desde entonces, el sindicato ha llevado a cabo una serie de movilizaciones y, además, realizan a diario cuatro paros de 15 minutos en señal de reclamo. Como respuesta, los laboratorios manifestaron que quieren descontar del salario de los trabajadores el valor de 4 horas diarias, en lugar de una (la suma que suponen los cuatro paros diarios). 

    A raíz de esta medida, el SIMA resaltó la necesidad de una negociación tripartita a realizarse junto a las empresas de laboratorios y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), ante lo que les parece un "descuento desproporcionado", según declaró al periódico uruguayo La Diaria el presidente sindical Nicolás Touron.

    El sindicato entiende que las dos cámaras empresariales del sector, la Asociación de Laboratorios Nacionales (ALN) y la Cámara de Especialidades Farmacéuticas y Afines (CEFA), han visto beneficiado su sector, especialmente en el marco de la pandemia de COVID-19. Por ello, "el acta de acuerdo no refleja la realidad de nuestro sector, un sector que viene en crecimiento, transformándose y con buenas perspectivas pero si firmábamos, perdíamos salario", explican en el comunicado.

    A finales de octubre, los representantes del SIMA fueron recibidos por el director nacional de Trabajo del Ministerio, Federico Davedere, quien les aseguró que procurará facilitar la reunión tripartita para principios de noviembre.

    Etiquetas:
    laboratorio, sindicatos, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook