En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    SAN SALVADOR (Sputnik) — El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, retomó su discurso religioso al invocar la protección divina para toda América Central ante el inminente embate del huracán Eta.

    "Todos, Gobierno, población, debemos esperar siempre lo mejor, pero prepararnos para lo peor Que Dios proteja a Centroamérica y a El Salvador, y disipe este huracán", publicó Bukele en su cuenta de la red social Twitter.

    ​Según el boletín de las 10:00 hora local (15:00 GMT) del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, Eta alcanzó ya la categoría 3 en la escala Saffir-Simpson, con vientos máximos sostenidos de 195 kilómetros por hora.

    Bukele agregó que Eta podría alcanzar la región convertido en un huracán de categoría 4, con vientos máximos sostenidos de entre 210 y 251 kilómetros por hora, capaz de provocar daños a nivel estructural.

    Las frecuentes invocaciones religiosas del jefe de Estado salvadoreño, quien ha decretado incluso varios Días de la Oración, dividen a la sociedad entre quienes lo consideran una muestra de fe y espiritualidad, y quienes lo ven como un acto de populismo y manipulación.

    Asociado al islamismo por sus ancestros palestinos, pero cercano a predicadores evangélicos, Bukele también generó polémica el pasado 9 de febrero, cuando afirmó que Dios le pidió "paciencia" cuando amenazó con disolver la Asamblea Legislativa y llamar a una insurrección popular.

    El sacerdote jesuita José María Tojeira, director del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana, le comentó entonces al portal OpenDecmoracy que esta práctica de escudarse en Dios era "errada, atípica e injustificable en un Estado de Derecho".

    La Constitución define a El Salvador como un Estado laico, pero el 88,9% de la población profesa algún tipo de religión, según estimados oficiales.

    Etiquetas:
    Nayib Bukele, Centroamérica, El Salvador, huracán
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook