En directo
    América Latina
    URL corto
    1155
    Síguenos en

    WASHINGTON (Sputnik) — El huracán Eta continuaba ganando fuerza en su trayectoria hacia Centroamérica, donde podría desencadenar peligrosos deslaves e inundaciones repentinas, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EEUU.

    "Está previsto que Eta siga fortaleciéndose y se convierta en un gran huracán antes de llegar a la costa noreste de Nicaragua en las primeras horas del martes [el 3 de noviembre] (…) Hasta el viernes [el 6 de noviembre] por la noche, intensas precipitaciones causadas por Eta crearían catastróficas inundaciones repentinas y crecimiento de ríos con riesgo de vida para varias zonas de América Central, además de deslaves en terrenos altos", dijo el CNH en su boletín de las 12:00 GMT.

    ​En la mañana del lunes 2 de noviembre, Eta se encontraba a 225 kilómetros del Cabo Gracias a Dios en la frontera entre Nicaragua y Honduras con vientos sostenidos de 150 kilómetros por hora.

    La tormenta de categoría 1 en la escala Saffir-Simpson se desplazaba a 17 kilómetros por hora con dirección al oeste.

    En la trayectoria prevista, que giraría hacia el oeste-suroeste, el centro del huracán se aproximaría al noreste de la costa de Nicaragua en la tarde del 2 de noviembre y tocar tierra el 3 de noviembre.

    ​El CNH espera vientos con fuerza de tormenta tropical para la tarde del 2 de noviembre en la región que se incrementarán a huracán para el martes 3 de noviembre.

    Hasta el 6 de noviembre, la mayor parte de Nicaragua y Honduras, el este de Guatemala, sur de Belice, partes de Panamá y Costa Rica, Jamaica, el sureste de México, El Salvador, el sur de Haití y las Islas Caimán registrarán intensas precipitaciones.

    El CNH también advirtió por peligrosas marejadas para Nicaragua y Honduras e intenso oleaje para partes de la costa de América Central y la península de Yucatán en México.

    Honduras prohíbe la navegación

    Las autoridades de Honduras prohibieron este 2 de noviembre la salida al mar de las embarcaciones pesqueras, ante la amenaza del huracán Eta.

    "La Dirección de Marina Mercante ha prohibido el zarpe de embarcaciones hacía los bancos de pesca, a los Capitanes de embarcaciones se les recomienda buscar refugio para sus tripulaciones", informó la Secretaría de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales (Copeco) en su cuenta de la red social Twitter.

    ​El Sistema Nacional de Gestión de Riesgo adelantó que los efectos de Eta, conjugados con vientos acelerados del Norte, generará chubascos intermitentes y rachas de vientos en las regiones Insular, Norte, Centro (Yoro) y La Mosquitia.

    Copeco declaró desde el 1 de noviembre la Alerta Amarilla —segunda en el nivel de amenaza— por 48 horas para las regiones de Gracias a Dios, Atlántida, Colón, Islas de la Bahía, Yoro, Cortés y Olancho, y Alerta Verde para los departamentos Santa Bárbara, Comayagua, El Paraíso y Francisco Morazán.

    La institución agregó que para paliar los primeros embates de Eta ya posicionó en sus oficinas regionales más de 120.000 libras de alimento, más insumos logísticos, como colchonetas, frazadas, láminas, kits de atención, entre otros.

    Nicaragua, preparada para enfrentar impacto del huracán

    El Gobierno de Nicaragua tomó con suficiente antelación las medidas que atenúen el impacto del huracán Eta sobre su territorio, destacó Guillermo González, ministro-director del Sistema Nacional para la Prevención Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred).

    "Nuestro Gobierno de forma muy responsable y consciente de que estas circunstancias hay que manejarlas con mucha previsión, casi desde el inicio de la pasada semana comenzó el monitoreo de la evolución de este fenómeno (…) en un año muy especial cuando ya fueron agotadas las letras del alfabeto latino para denominar los huracanes", dijo González a una revista del Canal Cuatro de la televisión abierta.

    Según los modelos de previsión al final del 2 de noviembre o primeras horas del día 3 el meteoro debe tocar tierra nicaragüense, por un punto situado a unos 25 kilómetros al norte de Bilwi, capital de la Región Autónoma del Caribe Norte, precisó el meteorólogo.

    Para entonces, la fuerza de los vientos sostenidos debe estar en el rango de los 155-170 kilómetros por hora, agregó.

    "Desde el sábado [el 31 de octubre] comenzamos la evacuación de un grupo de alto riesgo, las personas que viven en los Cayos Miskitos, otro grupo muy tenido en cuenta en esta movilización fueron las 14 comunidades enclavadas en lo que se conoce como Río Coco abajo [curso fluvial que marca buena parte de la frontera Nicaragua-Honduras]", apuntó el ministro-director de Sinapred.

    Como parte de la política de previsión de las afectaciones que causará el organismo tropical, este 2 de noviembre deben llegar a Bilwi 88 toneladas de alimentos enviadas desde la capital nicaragüense, añadió.

    Tanto González como Baca alertaron del peligro que supondrá el taponamiento de la desembocadura del río Coco, en el Cabo Gracias a Dios.

    Los pronósticos indican que Eta perderá fuerza en sus vientos al chocar con el macizo montañoso del norte de Nicaragua y llegará a Honduras en las primeras horas del miércoles 4 de noviembre como tormenta tropical. 

    Impacto del huracán en Guatemala

    Un experto del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), César George, alertó que las lluvias que caigan en Honduras como consecuencia del huracán Eta podrían provocar crecidas de ríos, inundaciones y deslaves en Guatemala. 

    "Si bien no tendremos un impacto directo de Eta, toda la lluvia que cae en Honduras puede venir, y debemos tener precaución con las crecidas repentinas de ríos, inundaciones y deslizamientos de tierra que pueda presentarse", advirtió George en diálogo con el programa Con Criterio, del canal Guatevisión.

    Según el boletín de las 10.00 hora local (15.00 GMT) del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, Eta alcanzó ya la categoría 3 en la escala Saffir-Simpson, con vientos máximos sostenidos de 195 kilómetros por hora, y está a unos 135 kilómetros al este del cabo Gracias a Dios, en la frontera entre Honduras y Nicaragua.

    George admitió que mayormente le inquieta el impacto de los aguaceros en los departamentos de Puerto Barrios e Izabal, así como en los territorios limítrofes con Honduras y El Salvador, donde ya se reportan precipitaciones preocupantes.

    Precisó que la influencia de un frente frío ralentiza el movimiento de Eta, pero le permite aumentar su radio de efecto y hacerse más fuerte en las aguas del Mar Caribe, provocando altos acumulados de lluvias.

    El especialista del Insivumeh descartó que la amenaza sea comparable con la planteada en 1998 por el huracán Mitch, un meteoro con vientos de 320 kilómetros por hora y lento avance que dejó unas 20.000 muertes a su paso por América Central.

    "Eta no se puede comparar con Mitch, pero tampoco podemos menospreciarlo, pues en lugares como Puerto Barrios, con apenas 100 milímetros de lluvias tendremos inundaciones", acotó George, quien adelantó que los aguaceros proseguirán hasta el jueves.

    La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) se movilizó desde el 1 de noviembre para encarar el eventual embate de Eta, y en sus mensajes recalcó la importancia de seguir las recomendaciones oficiales y evacuarse en situaciones de riesgo.

    Según la trayectoria prevista, el ojo del huracán se aproximaría al noreste de la costa de Nicaragua en la tarde del lunes 2 de noviembre y tocaría tierra este 3 de noviembre.

    Etiquetas:
    América Central, Caribe, huracán
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook