En directo
    América Latina
    URL corto
    0 22
    Síguenos en

    El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, criticó a las empresas que utilizan la subcontratación laboral y anunció que abolirá ese esquema para evitar abusos, pero su administración firmó decenas de contratos por unos 240 millones de dólares utilizando el cuestionado 'outsourcing', según Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

    "El presidente criticó a las empresas de 'outsourcing', a las que calificó de 'coyotes' y traficantes de influencias, pero su Gobierno ha asignado contratos por al menos 5.000 millones de pesos (unos 240 millones de dólares) a una docena de compañías dedicadas a ese esquema de subcontratación", revela la investigación.

    Las pesquisas dirigidas por Raúl Olmos, ganador del Premio Nacional de Periodismo en 2009, quien localizó más de 50 contratos que entre 2019 y 2020 ha asignado el Gobierno federal a empresas de subcontratación.

    El hallazgo indica que esos contratos se han dado en casi todas las áreas del Gobierno de López Obrador: en las carteras federales de Bienestar, de Economía, de Relaciones Exteriores, de la Marina, Defensa, Cultura y Educación, así como en el Banco de Comercio Exterior, Nacional Financiera, Banco de Obras, el Instituto Nacional para Educación de Adultos y en centros de investigación.

    Olmos, ganador del Premio Alemán de Periodismo Walter Reuter 2017 por la investigación La negra historia de Odebrecht en México, señala que en 2019, primer año del sexenio presidencial en curso, "los contratos superaron los 3.000 millones de pesos (más de 140 millones de dólares), aunque la mayoría tenían cobertura por más de un año".

    Sin embargo, hasta comienzos de octubre de 2020 esos contratos en vez de reducirse crecieron y sumaron otros 2.000 millones de pesos (casi 100 millones de dólares) en asignaciones contractuales a empresas de outsourcing.

    López Obrador quiere hacer desaparecer el esquema de subcontratación de la legislación porque elude el pago de derechos laborales, prestaciones de seguridad social y retiro de los trabajadores.

    Banco de bienestar

    El presidente afirmó que las empresas que abusan del esquema de contratación, "ganan muchísimo dinero y fueron creando estos grupos de intermediarios" porque se benefician con el trabajo de empleados sin pagar derechos laborales.

    Sin embargo, la investigación encontró que el nuevo Banco de Bienestar, que es uno de los emblemas del Gobierno de López Obrador, "es la dependencia federal que más dinero ha gastado en contratar empresas de outsourcing".

    El año pasado, el Banco de Bienestar pagó 408 millones de pesos a cuatro empresas subcontratistas, y en lo que va de 2020 el monto se elevó a 463 millones (unos 22 millones de dólares).

    En los contratos revisados por MCCI, el Gobierno federal defendió el esquema de outsourcing, en contradicción con la postura presentada por el presidente en su cotidiana conferencia de prensa matutina.

    En el convenio asignado por el Banco de Bienestar a la empresa KOM Business, los firmantes esgrimen que "se considera plenamente justificada la necesidad de llevar a cabo la contratación de los servicios técnicos y administrativos por outsourcing".

    El argumento contractual es que "al no contar con dichos servicios, el impacto negativo en lo social, económico y financiero sería muy alto, aunado a que podría traer como consecuencia la falta de credibilidad en el actual Gobierno, ya que uno de sus principales ejes rectores es la entrega de recursos de programas sociales".

    Después del Banco de Bienestar, la segunda dependencia federal que más recurre al outsourcing es la Secretaría de Hacienda, que encabeza Arturo Herrera, que tan sólo en un contrato con vigencia de agosto de 2019 a diciembre de 2020 pagará 670 millones de pesos (casi 32 millones de dólares) para la subcontratación de casi un millar de empleados en todo el país para atender el financiamiento agrícola.

    Los servicios de educación en línea y la administración de becas también fueron delegados a empresas subcontratistas que no pagan los derechos de seguridad social y retiro a sus empleados.

    El 2 de septiembre, la Secretaría de Educación Pública firmó otro contrato por más de 12 millones de dólares al Corporativo Ejecutivo MZT para que realice la administración del personal y pague la nómina a los funcionarios de la llamada Preparatoria en línea.

    El presidente afirmó que presentará una iniciativa de ley ante el Congreso para eliminar la figura de la subcontratación de las empresas, pero no mencionó que su administración la utiliza.

    Etiquetas:
    trabajadores, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook