En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, firmó un decreto ejecutivo para permitir la compra de medicamentos, vacunas y equipos médicos por 32.000 millones de pesos (unos 1.500 millones de dólares) con licitaciones internacionales realizadas a través de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos.

    La UNOPS (en inglés) es un organismo especializado en contrataciones.

    "Ahora se hace una modificación a las leyes; en este caso es un decreto para que se simplifique ese trámite y las empresas extranjeras que producen medicinas, que ya tienen registros en sus países, puedan utilizar esas autorizaciones y se les reconozca en México, sin necesidad de trámites", dijo el mandatario en conferencia de prensa, acompañado de representantes de la ONU y miembros de su gabinete.

    El decreto permite a las autoridades de la salud "comprar todas las medicinas del sector público en el mundo (…), de buena calidad, a buen precio y se pueda resolver en definitiva un problema de tiempo atrás que ha afectado mucho porque no se ha contado con el abasto suficiente de medicamentos".

    El propósito del Gobierno es que no falten los medicamentos y se puedan proporcionar en centros de salud unidades médicas y hospitales "de manera gratuita, para hacer realidad el derecho del pueblo a la salud".

    López Obrador dijo que cambiar el esquema de adquisiciones de medicinas, vacunas y equipos para el sector público "costó muchísimo, porque estaban involucrados intereses, tanto de las farmacéuticas, distribuidores de medicamentos y funcionarios públicos y políticos", que controlaban.

    El proceso de autorización, que depende de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, ente regulador del Estado, podría demorar más de un año o un periodo indefinido, complicando la adquisición gubernamental de medicinas que suman alrededor de 100.000 millones de pesos (unos 4.760 millones de dólares) anuales.

    "Hay diez empresas que acaparaban todo lo relacionado con la venta de medicamento, tenían representantes dentro del Gobierno que los defendían", afirmó el mandatario.

    El acuerdo con la ONU

    El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, dijo en la misma conferencia en el Palacio Nacional, sede del Ejecutivo y residencial oficial, que el acuerdo "consiste en contratar 384 claves de medicamentos", por unos 1.500 millones de dólares.

    "Se tiene un primer pedido de las medicinas; la ONU se va a hacer cargo de la adquisición, va a ser una licitación abierta, mundial, transparente", detalló el responsable de las finanzas públicas mexicanas.

    Con ese fin, las autoridades federales acordaron pagar un anticipo a la ONU para comenzar las compras de los medicamentos.

    A su turno, el consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer Ibarra, explicó que ese mecanismo de compra de medicinas impedirá el desabastecimiento de medicamentos, por ejemplo, los recetados para padecimientos oncológicos, en particular para menores de edad afectados por algún tipo de cáncer, que ha causado protestas entre las familias.

    El acuerdo permite que el organismo mundial utilice las equivalencias de las autorizaciones sanitarias, obtenidas en otros países para los medicamentos y productos biológicos sanitarios.

    El mecanismo se implementará "respetando normas de farmacéuticas, tomando las autorizaciones sanitarias de los países, solo con ciertas inspecciones" que eviten las demoras, a veces indefinidas, del actual organismo autónomo encargado de vigilar los riesgos sanitarios.

    México cuenta con acuerdos de equivalencia de licencias médicas con Australia, Suiza, Canadá, EEUU y países de la Unión Europea.

    A partir de esta fecha, esos acuerdos de equivalencia se abren con todos los países del mundo para reducir los plazos en la emisión de equivalencias internacionales, a fin de permitir la importación inmediata de medicamentos a través de la UNOPS.

    El organismo de Naciones Unidas indicó que la compra consolidada de medicamentos y material de curación en beneficio de la población mexicana, se realizará "mediante las mejores prácticas internacionales, a precios competitivos justos y competencia abierta en el mercado internacional".

    Esa instancia de la ONU, que tiene oficinas en 21 países, colaborará así con el Gobierno en su combate al fraude y la corrupción en la compra de medicamentos.

    El convenio con el organismo internacional establece un calendario con las fechas de pagos, adjudicación de contratos, embarque, llegada de productos y entrega a las instancias federales del sector de Salud, mediante una carta de crédito como instrumento financiero internacional.

    Etiquetas:
    ONU, decreto, México, Andrés Manuel López Obrador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook