En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    SAN SALVADOR (Sputnik) — La Comisión Presidencial para la Atención a la Emergencia del COVID-19 de Guatemala (Coprecovid) confirmó la inminencia de una segunda ola de la pandemia este año a partir de un repunte en las pruebas positivas.

    "Hay departamentos como San Marcos [oeste], Quetzaltenango [oeste] e Izabal [este] que van hacia la baja. Pero lo preocupante es ver que [cuidad de] Guatemala, Sacatepéquez [oeste] y El Progreso [sur] van hacia arriba, comenzando a ver una tendencia hacia esa segunda ola que anunciábamos, temerosos y con cautela, hace algunas semanas", afirmó en rueda de prensa Edwin Asturias, titular del Coprecovid.

    El experto admitió que la segunda ola se espera para los meses de noviembre y diciembre, lo cual entraña una mayor vulnerabilidad por la celebración de fiestas como Navidad, fin de año y año nuevo.

    "Llegamos a una baja de 11 muertes por día y ahora estamos subiendo hasta 18 o 20 muertes por día, lo cual es preocupante porque el pico pareciera ser inminente", agregó Asturias.

    El Ministerio de Salud de Guatemala reportó 677 nuevos casos de COVID-19 detectados en las últimas 24 horas y 14 personas fallecidas, para un total de 105.571 contagios desde la irrupción de la pandemia.

    Y en Honduras, ¿qué ola es?

    El viceministro de Salud de Honduras, Roberto Cosenza, negó que el país haya salido de la primera ola de COVID-19 y advirtió a medios locales que la ciudadanía tendrá que convivir con la pandemia este año y el siguiente, informó la prensa local.

    "Nos va a tocar convivir con la COVID-19 este año y el siguiente, tenemos que seguir con las medidas de prevención, todavía no hemos salido de la primera oleada", dijo Cosenza, citado por periódico El País.

    Según el Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager), Honduras registra 93.214 casos confirmados de COVID-19 desde la irrupción de la pandemia, con 2.623 fallecidos y 37.996 recuperados.

    "Cada día vamos aprendiendo sobre la enfermedad y los que tenemos que usar son las medidas de bioseguridad", recalcó Cosenza, quien reivindicó el papel de la educación para controlar la pandemia y reducir los contagios.

    El funcionario insistió en la necesidad de evitar un nuevo cierre de la economía, el cual aumentaría la vulnerabilidad de las familias que pierden sus ingresos.

    Honduras reportó sus primeros dos casos de COVID-19 el pasado 11 de marzo; desde entonces fue decretada una Alerta Roja (la máxima en el nivel de riesgo) y un toque de queda prorrogado cada semana.

    Entre las medidas para combatir la pandemia destacan la compra de siete hospitales móviles por un monto de 48 millones de dólares, de los cuales solo cuatro ingresaron a Honduras, en medio de denuncias de sobrevaloración en los costos. 

    Etiquetas:
    COVID-19, Guatemala
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook