En directo
    América Latina
    URL corto
    0 101
    Síguenos en

    LA HABANA (Sputnik) — El canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla condenó la decisión del Gobierno de Estados Unidos de limitar aún más las opciones de entrada al país de las remesas que los emigrados de la isla envían desde ese país a sus familiares en Cuba.

    "EEUU insiste en dañar al pueblo cubano. La nueva medida contra las remesas reafirma que no existen límites para un gobierno criminal en la imposición de políticas que limiten los contactos, la comunicación y la ayuda mutua entre las familias de ambos países", expresó el titular cubano de Exteriores en su cuenta de la red social de Twitter.

    ​Según la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de EEUU, el próximo el 27 de octubre se dará a conocer una regla final que modifica y prohíbe las transacciones financieras desde la nación norteña con empresas cubanas incluidas en la Cuba Restricted List, una "lista negra" establecida por el Departamento de Estado norteamericano que incluye a más de 200 compañías de la isla que no pueden tener vínculos con empresas y ciudadanos estadounidenses.

    La decisión de la OFAC será efectiva 30 días después de su publicación —a fines de noviembre—, y afectará en particular a la empresa financiera cubana Fincimex, incluida en la lista de entidades sancionadas por EEUU desde el pasado 12 de junio, y que es la contraparte en la isla de la compañía Western Union, una de las principales empresas estadounidenses que tramita las remesas de los emigrados cubanos.

    En declaraciones de Ric Herrero, director ejecutivo del Cuba Study Group al periódico estadounidense El Nuevo Herald, "el momento del anuncio de esta regla es extremadamente sospechoso. La administración [del presidente de EEUU, Donald Trump] anuncia hoy (23 octubre) otro límite a los canales formales de remesas, pero retrasa la implementación por 30 días".

    "Es como si estuviera diseñada para acaparar titulares ahora, y atrasar el impacto que inevitablemente causará a las familias cubanas [en EEUU] hasta después de las elecciones (del 3 de noviembre)", agregó Herrero a El Nuevo Herald.

    Por su parte, la subdirectora de la dirección EEUU en el ministerio cubano de Relaciones Exteriores, Johana Tablada, calificó la decisión del departamento de EEUU como discriminatoria.

    "Con la nueva medida discriminatoria, el gobierno de Estados Unidos convierte a los emigrados cubanos en los únicos que en el mundo no pueden ayudar a sus familiares, afectados además por el mayor sistema de medidas coercitivas ilegales y unilaterales que es el bloqueo contra Cuba", escribió Tablada en Twitter. 

    Recrudecimiento del bloqueo de EEUU a Cuba

    En septiembre de 2019, la Casa Blanca impuso un límite de 1.000 dólares trimestrales a las remesas que una persona puede enviar desde este EEUU hacia Cuba, y sancionó a la compañía American International Services, vinculada a Fincimex, en el proceso de los envíos de dinero de un país a otro.

    En los últimos meses, el Gobierno de EEUU ha recrudecido las sanciones contra Cuba, a tono con el bloqueo económico, comercial y financiero que Washington impone desde hace casi 60 años.

    El pasado 22 de octubre, el canciller cubano Rodríguez Parrilla denunció que desde abril de 2019 hasta marzo de 2020, el bloqueo de EEUU contra Cuba ha causado pérdidas en el orden de los 5.570 millones de dólares, lo que representa un incremento de alrededor de 1.226 millones con respecto al período anterior.

    Por primera vez —aseguró—, el monto total de las afectaciones ocasionadas por esta política en un año rebasa la barrera de los 5.000 millones de dólares, que ilustra hasta qué punto se ha intensificado el bloqueo en esta etapa.

    Las afectaciones calculadas —aclaró— no contemplan las acciones del Gobierno de los EEUU en el contexto de la pandemia del COVID-19, debido a que exceden el cierre del período analizado.

    Por otra parte, detalló los daños acumulados durante casi seis décadas, que ascienden a 144.413 millones de dólares, y tomando en cuenta la depreciación del dólar frente al valor del oro en el mercado internacional, los daños ascienden a 1,98 billones de dólares.

    Etiquetas:
    EEUU, remesas, Cuba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook