En directo
    América Latina
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, confirmó en conferencia de prensa que no se abrirán las fronteras para el turismo durante la temporada del verano austral debido a la pandemia del COVID-19.

    "Va a ser un verano restringido, las fronteras van a estar básicamente cerradas", afirmó Lacalle Pou al señalar que el mundo ha demostrado que cuando se flexibiliza el turismo, la situación sanitaria empeora.

    A su vez, dijo que "se llevará ante la Justicia" a quienes no cumplan con la cuarentena tras ingresar al país.

    Por otro lado, anunció suspensión de clases por dos semanas para la ciudad de Rivera (noroeste), fronteriza con Brasil, debido al aumento de casos de COVID-19.

    También aseguró que se extremarán los controles sanitarios en los puntos de ingreso, para controlar las llegadas, pero también el regreso de esa ciudad hacia el resto del país.

    El presidente aclaró que, pese al aumento de casos de los últimos días en el país, "no se perdió el hilo epidemiológico", y la situación se encuentra "lejos de estar fuera de control".

    Lacalle Pou recordó que país ya hizo un desembolso para la adquisición de vacunas, pero resaltó que por el momento la que está disponible es "el uso de tapabocas, el lavado de manos y el distanciamiento social".

    Etiquetas:
    fronteras, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook