En directo
    América Latina
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El Senado de México aprobó "en lo general y en lo particular", la extinción de 109 fideicomisos y fondos públicos que administraban 68.000 millones de pesos (unos 3.240 millones de dólares actuales) y pasarán al Gobierno federal para su reparto.

    "El Pleno del Senado aprobó en lo general y en lo particular el dictamen que reforma diversas leyes en materia de extinción de fideicomisos", en una sesión de más de 12 horas, informó la Cámara Alta, que remitió el texto al Poder Ejecutivo federal, para su promulgación.

    La segunda votación acerca de las objeciones del primer documento arrojó 64 votos a favor y 39 en contra, que aprueba "los artículos reservados, en los términos del dictamen que reforma diversas leyes en materia de extinción de fideicomisos".

    Horas antes, la Cámara Alta anunció la primera votación del dictamen en conjunto

    Senadores anunció que "con 65 votos a favor, 51 en contra y dos abstenciones, se aprueba en lo general y los artículos no reservados del dictamen de minuta que reforma diversas leyes en materia de extinción de fideicomisos".

    En el marco de protestas de beneficiarios de esos fondos públicos, como familiares de víctimas de la violencia, investigadores académicos, periodistas y artistas, la votación se celebró la madrugada de este 21 de octubre; y en la mañana los senadores comenzaron el debate de unas 500 reservas "en lo particular".

    El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador
    © REUTERS / Secretaría de Gobernación de México
    Ese documento ya había recibido media sanción aprobatoria en la Cámara de Diputados, el 8 de octubre pasado.

    Debido a las manifestaciones en contra de la eliminación de esos fondos, los 128 senadores fueron convocados a la antigua sede del Senado, en un edificio del Centro Histórico de la capital en la calle Xicoténcat, en una sesión a la que asistieron 118 de los 128 integrantes de la Cámara Alta.

    El proyecto propuesto por el presidente Andrés Manuel López Obrador fue defendido por su partido Movimiento de Regeneración Nacional, pero el bloque oficialista se rompió, con el voto en contra de los senadores del Partido del Trabajo (PT, izquierda).

    Cuando los senadores terminen la discusión de cientos de reservas, el presidente podrá promulgar las nuevas leyes que abolirán esas instancias, para que el Gobierno pueda administrar esos fondos y asignarlos en forma directa a los beneficiarios.

    Debate legislativo

    El senador Alejandro Armenta, presidente de la comisión de Hacienda y Crédito Público e integrante de la bancada de Morena, aseguró en el debate que "la eliminación de los fideicomisos no significa que se acaben los apoyos a los deportistas, científicos y cineastas".

    "Estamos a favor de las víctimas, periodistas y la gente que más lo necesita", dijo el legislador Armenta.

    Las reservas discutidas por los senadores se refieren a leyes de ciencia y tecnología, presupuesto, cultura física y deporte, cinematografía, la ley de víctimas de la violencia y la protección de personas defensoras de derechos humanos y periodistas.

    Los legisladores opositores cubrieron la boca con listones negros, y colocaron pancartas con leyendas que rezaban: "Más ciencia, menos obediencia"; y "Sin apoyo a la cultura, el país a la basura".

    López Obrador agradeció a los legisladores que aprobaron la ley para suprimir estos fideicomisos.

    "Esos fondos se manejaban sin transparencia, sin control, en los que había discrecionalidad, es decir, no había fiscalización, hay indicios de inclusive denuncias de corrupción por el mal manejo" de aquella instancias.

    El jefe del Ejecutivo federal dijo que le llamaba la atención que muchos grupos opositores al Gobierno emprendieron una campaña en contra de la extinción de esos fondos:

    "En vez de que a los legisladores que defendían estos fideicomisos les diera vergüenza, se lanzaron con todo a su defensa, era la defensa de la corrupción, así de claro".

    El gobernante afirma que eran estructuras administrativas paralelas "creadas en el periodo neoliberal sin control, sin ser vigilados ni fiscalizados, para provecho personal".

    López Obrador ordenó comenzar una auditoria amplia a todos los fideicomisos (financiera, administrativa, y técnica); y que frente a malos manejo detectados se presenten denuncias en la Fiscalía General, "a más tardar en tres meses".

    Finalmente, aseguró que no les van a faltar recursos a "los auténticos deportistas, auténticos investigadores, auténticos escritores, artesanos, artistas y creadores, no van a tener ningún problema van a seguir recibiendo sus apoyos".

    Una carta de más de 20.000 artistas y beneficiarios de esos fondos púbicos enviada al Congreso pedía no abolir esas instituciones "que evitan la discrecionalidad del Poder Ejecutivo", hacen más eficiente la operación, evitan la burocracia, permiten diseñar y fiscalizar adecuadamente proyectos de mediano y largo plazo. 

    Etiquetas:
    fondos, Senado de México, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook