En directo
    América Latina
    URL corto
    Elecciones generales en Bolivia (2020) (151)
    2200
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — Seis expresidentes de América Latina, entre quienes se encuentra la vicepresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner, manifestaron en una declaración pública, su inquietud ante la postura adoptada por la OEA y su secretario general, Luis Almagro, en relación a las elecciones presidenciales en Bolivia.

    "Quienes suscribimos esta declaración expresamos nuestra grave preocupación sobre la posición de la OEA y la actitud asumida por su secretario general ante las próximas elecciones del 18 de octubre en Bolivia", expresa el documento.

    El texto es firmado a su vez por los expresidentes de Brasil, Luis Inacio Lula da Silva (2003-2010) y Dilma Rousseff (2011-2016), el exmandatario de Colombia, Ernesto Samper (1994-1998), el de Ecuador, Rafael Correa (2007-2017) y el de Honduras, Manuel Zelaya (2006-2009).

    Luis Arce, candidato presidencial del MAS
    © REUTERS / David Mercado
    Los exgobernantes advierten que la OEA "carga con una gran responsabilidad en el deterioro de la democracia boliviana este último año".

    La Misión de Observación Electoral de la OEA en las elecciones de octubre de 2019 denunció la existencia de un "cambio drástico y difícil de justificar en la tendencia de la votación", una afirmación que "sirvió de base para el golpe de Estado contra el presidente Evo Morales y la constitución del actual Gobierno de facto en Bolivia", aseveraron los expresidentes en su declaración.

    Sin embargo, numerosos expertos y académicos de varios centros de estudios y universidades en Estados Unidos sostuvieron que el cambio de tendencia denunciado por la OEA "no tuvo nada de irregular y que se debió al ingreso tardío de votos de zonas geográficas favorables a Movimiento al Socialismo (MAS)", partido encabezado por Morales.

    Sin enmienda

    Pese a sus errores, la OEA no inició una investigación de lo sucedido, al punto de que Almagro nombró como jefe de la Misión de Observación Electoral "a la misma persona que encabezó su misión en 2019", señalaron en alusión al excanciller de Costa Rica, Manuel González.

    "Esta decisión mina la confianza en la transparencia, neutralidad y el carácter técnico de la Misión de Observación Electoral de la OEA y constituye una abierta e irresponsable provocación por parte del secretario general", sentenciaron los seis expresidentes.

    Asimismo, observaron que el organismo no ha condenado los atropellos a los derechos civiles y políticos cometidos por el gobierno transitorio de Jeanine Áñez, ni los intentos por proscribir al MAS y a sus candidatos.

    Por el contrario, el secretario general de la OEA se hizo eco de las afirmaciones del Ministerio del Interior de Bolivia sobre la posibilidad de "un nuevo fraude" del MAS, lo que polariza "de forma temeraria un escenario político ya tenso y conflictivo".

    En su declaración, los expresidentes hacen un llamamiento a la comunidad internacional para supervisar la convocatoria electoral.

    El documento cuenta también con las firmas de otros dirigentes de la región, entre ellos el excanciller argentino Jorge Taiana; el de Brasil, Celso Amorim; los de Ecuador, Ricardo Patiño y Guillaume Long; el de Paraguay, Jorge Lara Castro; y el de El Salvador, Hugo Martínez.

    También apoyaron el texto, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados de Argentina, Eduardo Valdés; el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado chileno, Juan Pablo Letelier; y el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de Uruguay, Daniel Caggiani. 

    Tema:
    Elecciones generales en Bolivia (2020) (151)
    Etiquetas:
    Bolivia, Organización de Estados Americanos (OEA), elecciones
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook