En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — La Jurisdicción Especial de Paz de Colombia fijó las fechas en las que escuchará al máximo líder de FARC, Rodrigo Londoño, 'Timochenko', y al senador por ese partido Julián Gallo, luego de que ambos señalaron que la antigua guerrilla fue responsable del asesinato del excandidato presidencial Álvaro Gómez Hurtado en 1985.

    "Las diligencias de Londoño y Gallo tendrán como objetivo principal recibir el aporte a la verdad y el reconocimiento de responsabilidad individual y colectiva de los comparecientes" respecto del caso de Gómez Hurtado, indicó la JEP en un comunicado.

    Gallo comparecerá el 4 de noviembre ante ese tribunal, mientras que 'Timochenko' hará lo propio el 17 de ese mes.

    Ambos exguerrilleros reconocieron en comunicados difundidos entre el 30 de septiembre y el 6 de octubre la responsabilidad en el asesinato del político y de cinco personas más, por quienes también deberán rendir declaración ante la JEP los días en que fueron citados.

    Las otras muertes reconocidas por la antigua guerrilla fueron las de los integrantes del extinto Movimiento 19 de Abril (M-19) Hernando Pizarro León-Gómez, ocurrida el 25 de febrero de 1995, y la del representante a la Cámara (diputado) Pablo Emilio Guarín, el 15 de noviembre de 1987.

    Asimismo, asumieron su responsabilidad en los homicidios del rebelde de las FARC José Fedor Rey, conocido como 'Javier Delgado', el 30 de junio de 2002; del exconsejero presidencial para la paz Jesús Antonio Bejarano, el 15 de septiembre de 1999, y del general retirado del Ejército Fernando Landazábal Reyes, el 12 de mayo de 1998.

    A las audiencias también fueron convocados los familiares de esas seis víctimas de los homicidios que se atribuyeron los exguerrilleros de FARC, por lo que la JEP solicitó a la Fiscalía General de la Nación los datos de contacto de los parientes a través del auto 167 del 13 de octubre de 2020.

    La declaración de la FARC sobre su responsabilidad en el asesinato de Gómez Hurtado (1919-1995) fue recibida con reproche y escepticismo por parte de varios sectores, entre ellos la propia familia del político, que desde años atrás señalan al expresidente Ernesto Samper (1994-1998) y exsecretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) de ser el directo responsable del magnicidio.

    Según esas versiones, Samper habría ordenado el asesinato de Gómez Hurtado debido a las denuncias que éste hacía en medios de comunicación de su propiedad sobre los vínculos del gobierno con el narcotráfico.

    El pasado 5 de octubre, en diálogo con el diario local El Tiempo, Samper se dijo sorprendido con la adjudicación del asesinato de Gómez Hurtado por parte de las antiguas FARC y aseguró que la posición de sus familiares en su contra es política.

    "Ellos lo que quieren es que se determine que hubo un crimen de Estado que les permita pasar una indemnización y reclamar un "billete" (dinero) que vamos a pagar todos los colombianos", aseguró Samper.

    Al respecto, la familia de Gómez Hurtado negó esa pretensión, la cual ratificó el jueves en un comunicado en el que calificó de "infames" las declaraciones de Samper y en el que señaló que aunque la reparación económica es un derecho fundamental, esto no ha sido "el propósito que anima" su causa.

    Asimismo, los familiares del político señalaron en esa misiva que en caso de que reciban una eventual indemnización, la misma será destinada "como donación a la Defensoría del Pueblo para la atención jurídica a través de la defensoría pública de oficio en memoria de los ciudadanos falsamente imputados en el marco de las investigaciones adelantadas a lo largo de los últimos 25 años".

    El asesinato de Gómez Hurtado fue declarado como delito de lesa humanidad y como tal las investigaciones en torno al mismo no pueden prescribir.

    Etiquetas:
    Rodrigo Londoño, FARC, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook