En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La agencia calificadora de riesgo financiero Fitch Ratings estima que el rebote de la actividad de la economía mexicana pierde impulso y será "modesto", tras el repunte observado en junio y julio pasados, con una desaceleración de la recuperación reflejada en las manufacturas, que apenas crecieron 0,8% en agosto.

    "Esperamos un modesto rebote en parte porque la economía había dejado de crecer antes de la pandemia", indica el reporte de una de las tres principales calificadoras de la deuda soberana en los mercados financieros, junto con Moody's y Standard & Poor's.

    Ese modesto crecimiento de las manufacturas en el octavo mes del año indica "que la ola de reactivación ya ha pasado", dice el análisis, tras la reapertura de "actividades económicas esenciales" como la industria automotriz, que son el sector líder de las exportaciones mexicanas hacia EEUU, su principal destino comercial.

    El sector de los servicios también muestra un menor crecimiento en sus ventas, y los indicadores de confianza de los consumidores aparecen "fuertemente deprimidos".

    En síntesis, "el alto desempleo, la incertidumbre constante sobre la evolución de casos de coronavirus y la lenta reapertura de la economía están debilitando la confianza y obstaculizando el consumo privado", consideran los analistas de Fitch.

    Proyección menor al plan del Gobierno

    El pronóstico de la firma es que "la economía mexicana se contraerá 10,8% en 2020 y se expandirá 4,4% el próximo año", indica el resumen del análisis publicado por la firma con sede en los mercados financieros de Nuevas York.

    Esa previsión del retroceso de la economía mexicana es mayor a la anunciada esta semana por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para 2020, de 9% a la baja.

    La segunda economía latinoamericana retrocedió 0,3% en 2019 y en 2021 crecerá 3,5%, según el FMI.

    Las estimaciones del Gobierno prevén que el Producto Interno (PIB) caerá 8,8%, pero proyectan un crecimiento de 4,6 para el próximo 2021.

    Fitch comenta que la producción industrial mexicana siguió desacelerándose en agosto, con un modesto aumento de 3,3% mensual, comparado con julio de este año.

    Ese resultado indica "una marcada desaceleración" que comenzó en julio pasado, cuando la recuperación de 7,1% fue menos de la mitad del vigoroso "aumento de dos dígitos en junio de 18,1% intermensual", al comenzar la reapertura de actividades.

    La agencia financiera señala que en el tercer trimestre del año es posible que la economía crezca más del 6,5% proyectado por la calificadora, respecto al segundo trimestre que fue el más afectado por el cierre de actividades.

    "Pero los últimos datos económicos ilustran que el impulso de junio se está reduciendo", como ocurre en la actividad industrial.

    Los datos duros y los indicadores económicos de encuestas más recientes "sugieren que la recuperación se está estabilizando", conteniendo el empuje de la reapertura.

    La producción industrial podría aumentar un 21,7% en tercer trimestre, lo que sugiere una sólida recuperación inicial.

    "Pero la recuperación económica está perdiendo tracción y el crecimiento en el cuarto trimestre de 2020 podría desacelerarse drásticamente", anticipa el documento de los analistas.

    Fitch tiene una calificación de BBB- con perspectiva estable para la deuda soberana de México, es decir a un escalón de caer en grado "especulativo".

    Etiquetas:
    Fitch Ratings, economía, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook