En directo
    América Latina
    URL corto
    1381
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El Parlamento de Bolivia, controlado por el opositor Movimiento Al Socialismo (MAS), censuró sucesivamente a los ministros de Gobierno, Arturo Murillo, y de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, por no concurrir a una sesión de interpelaciones.

    "Ante ausencia injustificada a convocatoria de interpelación, la ALP [Parlamento] aprueba, por dos tercios de voto, la censura contra el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, que tiene como efecto la destitución, de acuerdo con el art. 158 de la Constitución Política del Estado", informó el Senado vía Twitter.

    El anuncio fue seguido poco después por otro de texto parecido que dio cuenta de la censura al titular de Educación, Cárdenas, y de la decisión parlamentaria de aceptar una excusa de la ministra de Salud, Eidy Roca, reprogramando su interpelación.

    Murillo, hombre fuerte del Gobierno transitorio de Áñez, debía informar sobre una compra de materiales antidisturbios para la Policía, investigada por presunta corrupción, y Cárdenas tenía que responder a cuestionamientos sobre la clausura anticipada del año escolar, decretada a principios de agosto.

    El nuevo choque entre el Parlamento dominado por el MAS y el Gobierno de Áñez ocurría cuatro días antes de las elecciones generales, ante las cuales la gobernante hacía abierta campaña contra el candidato masista Luis Arce, favorito en las encuestas.

    La destitución de los ministros censurados es obligatoria, remarcó la presidenta del parlamento, la masista Eva Copa, quien señaló que ése era un mandato de la Constitución.

    Pero una ley sancionada en semanas pasadas para prohibir que una autoridad censurada sea ratificada en el cargo no fue promulgada por Áñez.

    A principios de año, la presidenta desafió a la primera censura parlamentaria de uno de sus ministros, el de Defensa, Luis Fernando López, confirmándolo de inmediato en el cargo.

    Los ministros censurados este 14 de octubre habían enviado notas para justificar su inasistencia con el argumento de que debían atender otros compromisos.

    La Asamblea votó sendas resoluciones de rechazo a esas justificaciones antes de aprobar las censuras.

    "Ya se van, ya se van (…) fuera, fuera", corearon los parlamentarios masistas dirigiéndose aparentemente al Gobierno tras aprobar las censuras, que se sumaban a una larga lista de choques entre los órganos Legislativo y Ejecutivo a solo cuatro días de elecciones generales.

    Murillo, quien desató una persecución judicial y policial contra el expresidente Evo Morales y sus colaboradores tras el abrupto cambio de Gobierno de noviembre pasado, había actuado en los últimos días como principal vocero de denuncias gubernamentales de un presunto plan de fraude electoral del MAS.

    El Parlamento aprobó recientemente una ley para impedir que una autoridad censurada sea ratificada en el cargo, pero Áñez no la ha promulgado.

    Etiquetas:
    censura, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook