En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    Elecciones generales en Bolivia (2020) (151)
    0 50
    Síguenos en

    Luego de que el Gobierno de Jeanine Áñez inhabilitara a 20.000 votantes, la comunidad boliviana en Argentina siente que se cercena su derecho a votar, a modo de castigo, porque en las últimas tres elecciones dieron hasta un 90% de apoyo a Evo Morales (2006-2019). Se presentarán ante la Justicia federal para que se les permita elegir un candidato.

    Las elecciones presidenciales de Bolivia llegarán también a 142.000 residentes en Argentina habilitados para votar. El problema es que en provincias como Jujuy (al norte del país) y Santa Fe (al noreste) la votación no se realizará, dado el ascenso de la curva de contagios de COVID-19 en estas provincias. En Buenos Aires, donde residen 120.000 votantes, la dificultad está en la falta de información que denuncian las organizaciones de la comunidad boliviana.

    El expresidente Evo Morales (2006-2019) reflejó esta inquietud en su cuenta de Twitter. "A 5 días de comicios, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) no emitió ninguna orientación sobre el proceso para bolivianos en Argentina y suspendió la aplicación: 'Yo participo', último recurso para conocer recintos y mesas de votación. Sin saber dónde votar no se puede tramitar permisos de circulación", escribió el exmandatario.

    "El derecho al voto de la comunidad boliviana en Argentina está en riesgo de ser violado por el TSE envió lista de recintos electorales con cambios de última hora y errores que han dejado a ciudadanos sin lugar dónde votar. Y hay más irregularidades registradas", comentó Morales.

    ​Organizaciones de residentes denunciaron que aún no se actualizó la información en el portal Yo Participo de Bolivia, por lo cual no saben dónde deberían emitir su voto. Sputnik intentó comunicarse con el Consulado de Bolivia en Buenos Aires, pero nadie contestó al teléfono.

    Otra dificultad existe en Mendoza (oeste), donde 10.000 electores de Bolivia aguardan que el Gobierno provincial les confirme si van a abrirse cinco escuelas para sufragar. Las y los residentes exigen que se respete su derecho al voto, mientras se cumplan los protocolos sanitarios. Pero la decisión del Gobierno nacional de volver a la Fase 1 de confinamiento en Mendoza —que establece el aislamiento social obligatorio ante el aumento de contagios de coronavirus— dificulta este ejercicio democrático.

    Variaciones de la curva

    Hasta el 13 de octubre, hay 904.000 enfermos y 24.186 fallecidos por COVID-19 en Argentina. Buenos Aires, con 700.000 casos, fue el epicentro de los contagios hasta septiembre, cuando la curva comenzó a bajar. Pero empezó a subir con fuerza en las provincias, donde la capacidad sanitaria no es tan vasta como en el área capitalina. En Mendoza, con más de 31.000 enfermos y 410 muertes, la atención hospitalaria ya está saturada.

    "No tenemos certeza de que se pueda votar acá en Mendoza, para nosotros es un gran problema. No hay el decreto del Gobierno de Mendoza aprobando el ingreso de bolivianos a los recintos electorales", dijo a Sputnik Yolanda Pozzo, presidenta de la Comunidad Boliviana en esa provincia.

    "Estamos preguntando al Órgano Electoral Plurinacional (OEP). Nuestra preocupación como ciudadanos bolivianos residentes permanentes en la provincia, es que tendríamos impedido nuestro derecho al voto, establecido en la Constitución del Estado Plurinacional de Bolivia", agregó.

    Bolivianos por el mundo

    El voto en el exterior de Bolivia se realiza desde 2009, durante el gobierno de Evo Morales. Según el Tribunal Supremo Electoral (TSE) hay 7.332.925 electores habilitados para el 18 de octubre. De ellos, 301.631 lo harían fuera del país. Actualmente, representan el 4,1% del padrón.

    Casi la mitad de los votantes (142.000) residen en Argentina, donde la población boliviana se calcula en 2 millones de habitantes.

    En las elecciones del 20 de octubre de 2019, el padrón en Argentina era de 161.000 votantes de Bolivia. Pero en esa fecha se efectuaron varias denuncias de fraude, que propiciaron el golpe de Estado cívico-militar contra Evo Morales, quien actualmente se encuentra exiliado en Buenos Aires.

    El 12 de noviembre de 2019 asumió la Presidencia la senadora Jeanine Áñez, quien anunció que realizaría una auditoría al padrón electoral, porque se sospechaba que estaba "inflado" para beneficiar al Movimiento Al Socialismo (MAS), partido de Morales.

    El TSE inició una auditoría que concluyó en septiembre pasado. El voto en el exterior se redujo de 341.001 electores en 2019 a 301.631 en 2020. Es decir, 39.370 votantes menos.

    En Argentina, el apoyo al MAS en las elecciones de 2009, 2014 y 2019 giró en torno al 80-90%. Así, desde este país salía el 2% de votos totales de Morales. Por ello, los residentes sospechan que el recorte de 20.000 electores se debe al apoyo dispensado al partido derrocado. Además, sienten la ausencia del Consulado boliviano.

    "Supongamos que el jueves nos confirmen que sí, que van a abrir las escuelas para nosotros. Eso da al OEP un margen de 48 horas para organizar las elecciones y trasladar el material necesario", calculó Pozzo. Si esto sucediera, aún queda un escollo muy importante en el desarrollo de estas elecciones: "No hay información masiva con respecto al voto en el exterior", comentó.

    "La poca información que hay, la hacemos circular de boca en boca, a través de los medios de la colectividad boliviana, las asociaciones de la comunidad, los grupos sociales de derechos humanos. Es un circuito bastante acotado, porque debido a la pandemia no podés salir a las calles a promocionar a algún candidato", contó Pozzo, quien no ocultó que, si pudiera, votaría por Luis Arce, candidato del MAS.

    Para ella, no importa que los residentes con quienes realiza este reclamo quieran votar por Carlos Mesa (presidente entre 2003 y 2005), Luis Fernando Camacho o cualquier otro candidato: "Primero está el derecho a elegir", aseguró.

    Ante la incertidumbre, Pozzo afirmó que este miércoles 14 de octubre presentarán un recurso de amparo ante la Justicia federal, con la finalidad de hacer valer su derecho a votar.

    A pocos días para las elecciones, 30 países están preparados para enfrentar la jornada. Solamente en el estado de Virginia, Estados Unidos, no se podrá votar, además de las provincias argentinas mencionadas.

    "No fue un regalo"

    "El voto boliviano en el exterior no fue un regalo del gobierno de Evo. Fue resultado de manifestaciones que hicieron las y los bolivianos en Buenos Aires, entre otras ciudades. Recuerdo que en una ocasión protestamos organizando una votación simbólica, de la cual participaron más de 30.000 personas", relató Guillermo Mamani, hijo de migrantes potosinos y director del periódico Renacer, referente de la comunidad boliviana en Argentina.

    "Según estadísticas del INE (Instituto Nacional de Estadística), hay cinco millones de bolivianos fuera del país, donde la población es de 11 millones. Estamos hablando de que tenemos un tercio de la población afuera. Un país es su población, por ello en todo el mundo los países intentan mantener lazos con la gente que ha migrado", opinó Mamani.

    "Quisiéramos que alguna vez los migrantes tengamos representatividad legislativa, como ocurre en varios países. Es un momento de ampliar derechos, no de cercenarlos", agregó.

    Mamani nació en Argentina, pero desde niño pudo ver en los rostros de sus padres el extrañamiento de su tierra. "No se es menos boliviano cuando se ha tenido que migrar por fuerza mayor. El boliviano nunca se olvida de su país, todo el mundo sabe que somos muy apegados a nuestras costumbres", sostuvo Mamani.

    En España

    Del otro lado del océano Atlántico, Guillermo Camacho conducirá este domingo durante 40 minutos, desde su pueblo Victoria hasta la ciudad de Bilbao, en el País Vasco, España. Allí votará, tal como lo hizo los últimos 15 años.

    "Se exigirá seguir ciertas medidas de distancia, de sanidad. Ordenadamente se va a poder hacer la votación. Antiguamente, la votación se realizaba en el Palacio de Euskalduna, en Bilbao, donde entraban todos, había 10 mesas. No tengo idea de cómo se hará en esta ocasión, pero ahí estaré para dar mi voto", contó Camacho, quien es cochabambino.

    Comentó que en Bilbao, donde hay una mayoría de residentes de Santa Cruz de la Sierra, vio una manifestación a favor de su tocayo, el candidato de Creemos y expresidente del Comité Cívico cruceño. Fue en esa calidad que Luis Fernando Camacho lideró las revueltas de noviembre de 2019, que concluyeron con la caída del gobierno de Morales.

    "Yo voy a votar por Mesa, quien fue mi profesor durante tres años en la universidad, cuando estudiaba Filosofía. Es intachable para mí, tengo una muy buena referencia de primera mano", afirmó el boliviano, quien ya tiene un marcado acento español.

    Elecciones en Bolivia 2020: panorama

    La última encuesta de Ciesmori, presentada el 11 de octubre, otorga a Arce (candidato del MAS) el 32,4% de apoyo. Segundo quedaría Mesa, de Comunidad Ciudadana, con el 24,5%. Tercero se ubicaría Camacho, de Creemos, con el 10,7% de intención de voto. Cuarto quedaría Chi Hyun Chung, del Frente para la Victoria, con el 2,4%.

    Quinto resultaría Jorge "Tuto" Quiroga, de Libre21, con el 1,3%. Pero él ya renunció a su candidatura, a una semana de las elecciones. Sexta se ubicaría María de la Cruz Bayá, de Acción Democrática Nacionalista (ADN), con el 0,4%, pero su partido ya se retiró de la campaña. Comparte el último lugar con Feliciano Mamani, de Pan Bol, también con el 0,4% de apoyo.

    Para que Arce gane en primera vuelta, tendría que estirar su distancia con Mesa hasta a un 10% de los votos. Si no lo logra, se celebrará una segunda vuelta entre los dos el 29 de noviembre próximo.

    Tema:
    Elecciones generales en Bolivia (2020) (151)
    Etiquetas:
    Carlos Mesa, Luis Arce Catacora, Argentina, Gobierno de Bolivia, Evo Morales, Movimiento Al Socialismo (MAS), elecciones, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook