En directo
    América Latina
    URL corto
    0 100
    Síguenos en

    Ante el enfrenamiento por la dirigencia nacional del partido Morena, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se reservó su opinión sobre el tema aduciendo que no tiene intención de inmiscuirse en la votación, pues señaló que una cosa es la organización política que fundó y otra el Gobierno.

    "No opino de eso, para no meternos en la cosa partidista. Solamente cuando haya alguna cosa grave, pero esto no. Esto es algo muy común en los partidos y ya que se pongan de acuerdo", comentó.

    Pese a la disputa encabezada por los diputados federales Porfirio Muñoz Ledo y Mario Delgado, López Obrador indicó que la trasformación del país no proviene de los partidos políticos, sino de los ciudadanos.

    "No hay ningún partido en México que pueda llevar a cabo solo la transformación. La están haciendo los ciudadanos. ¿Qué partido tenía en 2018 31 millones de militantes? Ninguno. Sí, Morena era el que tenía más, pero no 31 millones", recordó.

    El mandatario también destacó que el proyecto que encabeza su Gobierno es plural, incluyente y responde a la demanda popular "para desterrar la corrupción de todo el país" e imponer la justicia "para conseguir entre todos una sociedad mejor".

    En ese sentido, mencionó que en la actualidad tiene asuntos más importantes que atender, más allá del proceso interno para renovar la dirigencia de Morena.

    "Partido, como su nombre lo indica, es una parte, partido. Gobierno es todo, tenemos que representar a todo el pueblo", explicó.

    El 9 de octubre, tras la publicación de los resultados de la encuesta para definir al nuevo dirigente nacional de Morena, el empate técnico declarado por el Instituto Nacional Electoral generó molestia entre Porfirio Muñoz Ledo y Mario Delgado. El primero anunció que, a pesar de eso, tomaría posesión del cargo el 12 de octubre, mientras que el segundo acusó esa acción como un "golpe".

    En agosto de 2019, López Obrador advirtió que si Morena se echaba a perder consideraría renunciar a su militancia, e incluso pediría a la organización política cambiar de nombre.

    "Quiero dejar en claro que nosotros luchamos por muchos años para que no se usara el Gobierno... Nos hicieron mucho daño porque la elección no era limpia y nosotros no podemos actuar de la misma manera. El Gobierno no va a intervenir en las elecciones de Morena y de ningún partido", sostuvo entonces.
    Etiquetas:
    Porfirio Muñoz Ledo, partido, Morena, México, Andrés Manuel López Obrador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook