En directo
    América Latina
    URL corto
    0 50
    Síguenos en

    La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) reconoció que el 7 de octubre fueron robados 37.956 piezas de medicamentos oncológicos de los almacenes de la empresa Novag Infancia.

    Gran parte de ellos estaban destinados a dar tratamiento para niños con cáncer, un hecho reconocido el 12 de octubre por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien consideró como un hecho "muy raro" el hurto.

    "Lamentablemente se llevó a cabo ese robo, y ya se están haciendo las investigaciones. Se está avanzando y se va a concluir toda la indagatoria, pero sí se llevó a cabo este robo de medicamentos. Nos costó conseguir estos medicamentos, los trajimos de Argentina, está esto muy raro; nos roban una bodega de estos medicamentos", afirmó.

    Pese a lo ocurrido, el mandatario mexicano aseguró a los padres de los menores con cáncer que no habrá desabasto de medicamentos, al tiempo que criticó a sus adversarios por aprovecharse de lo ocurrido para arremeter contra su Gobierno.

    "No puedo hablar más del tema por cuestiones del sigilo que se requiere… Decirles a los padres de los niños con cáncer que permanentemente estamos procurando abastecer de estos medicamentos a todos los centros, a todos los hospitales. Que no somos inhumanos, que tenemos sentimientos, y sabemos lo que sufren los niños y cualquier persona si no cuenta con los medicamentos", expresó.

    Desde comienzos de 2020, familiares de pacientes con cáncer se han manifestado para denunciar el desabasto de medicamentos oncológicos en clínicas de la Ciudad de México, Tijuana, Oaxaca, Guerrero, Jalisco y Estado de México.

    Ante esto, grupos de padres de menores enfermos se han reunido con autoridades de Salud para abordar el tema del desabasto. Entre los acuerdos que se han hecho públicos destaca la creación de un padrón de pacientes pediátricos sujetos a tratamiento oncológico en las unidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), así como la presentación de una plataforma pública para monitorear la entrega oportuna de tratamientos oncológicos a los hospitales públicos en México.

    Reportes publicados en la prensa mexicana habían alertado sobre el robo de medicamentos, mismo que Cofepris hizo público el 10 de octubre al emitir una alerta sanitaria. Cofepris enfatizó que los fármacos robados son para uso exclusivo del sector salud, por ello requieren de una receta médica y deben ser aplicados bajo supervisión y control de profesionales. Agregó que estas piezas no se venden en farmacias particulares, hospitales privados, a través de internet o redes sociales.

    Según el periodista Carlos Jiménez, la sustracción se registró la madrugada del 4 de octubre en los almacenes de Novag Infancia ubicados en la alcaldía Iztapalapa de la Ciudad de México. Una de las preguntas que surgió después de que se diera conocer el hecho es ¿por qué los medicamentos se encontraban en el almacén de un particular?

    Etiquetas:
    cáncer, medicamentos, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook