En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 10
    Síguenos en

    Cientos de personas se movilizaron a La Plata, a 56 kilómetros de la capital argentina, para apoyar a las 2.500 familias que ocupan un lote vacío de 100 hectáreas, mientras siguen las negociaciones con el Gobierno de la provincia de Buenos Aires para que no terminen en la calle.

    La localidad argentina de Guernica, en el suroeste de la mancha urbana del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), sigue en el eje del debate público debido a que aún no se resuelve la disputa entre las autoridades provinciales y el inmenso barrio improvisado que se creó cuando se instalaron en casillas precarias alrededor de 10.000 personas en busca de tierra propia.

    "La toma arrancó porque, con la pandemia, muchas familias que se quedaron sin trabajo y sin poder pagar el alquiler, o que vivían de prestado, y decidieron ocupar tierras que estaban abandonadas hace 60 años", dijo a Sputnik Victoria, delegada general de uno de los cuatro barrios dentro del lote de Guernica.

    El miércoles 7, hubo una nueva mesa de diálogo. "El Gobierno provincial nos dijo que querían reubicar a los más necesitados y a otros, dentro de seis meses. Creemos que son promesas que no van a cumplir así que seguimos en la lucha", agregó.

    Victoria, delegada general de uno de los cuatro 'barrios' dentro del lote de 100 ha. en Guernica
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Victoria, delegada general de uno de los cuatro 'barrios' dentro del lote de 100 ha. en Guernica

    ​Las calles de La Plata se inundaron con centenares de manifestantes, incluidos algunos representantes de los instalados en Guernica, así como de otras tomas de tierras activas en la provincia, apoyados por movimientos populares, organizaciones sociales y de derechos humanos y partidos de izquierda marxista.

    La extensa caravana marchó hasta las afueras de la sede del Poder Ejecutivo provincial, en reclamo de medidas concretas para resolver la incertidumbre que pesa sobre estas 2.500 familias, quienes aún no saben si serán desalojadas. La de Guernica es la más grande entre otras 400 tomas de tierras activas en todo el territorio.

    El 8 de septiembre, la Cámara de Apelación y Garantía en lo Penal de la ciudad de La Plata ordenó el desalojo a cargo de las fuerzas policiales, con estricta supervisión de las autoridades por los derechos de los habitantes. La medida fue pospuesta dos veces mientras continúan las negociaciones, y la próxima fecha fue anunciada para el 15 de octubre.

    Espíritu de resistencia

    Miguel vive en la toma de Guernica con su mujer y su hijo pequeño
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Miguel vive en la toma de Guernica con su mujer y su hijo pequeño
    "El año pasado puse un microemprendimiento de carpintería, que es mi rubro. Con la pandemia tuve que cerrar, no pude pagar el alquiler ni el de mi pieza donde vivía. Estoy en la toma desde el 30 de julio. Hay mucho compañerismo entre vecinos, la venimos luchando, muriéndonos de frío porque no nos dejaban meter nuestras cosas, a veces tampoco el agua", dijo a Sputnik Miguel, quien vive en Guernica con su mujer y su hijo pequeño.

    Desde mediados de año, la provincia de Buenos Aires, donde vive un tercio de la población argentina y donde se concentra más del 60% de los pobres del país, se transformó en el epicentro de un muy complejo fenómeno que no es nuevo, la toma de descampados en los márgenes de área metropolitana, una de las formas orgánicas —aunque cuestionadas— en las que cada tanto se extiende la civilización en la periferia.

    • Cientos se movilizaron en la ciudad de La Plata en apoya a las 2.500 familias que ocupan tierras vacías
      Cientos se movilizaron en la ciudad de La Plata en apoya a las 2.500 familias que ocupan tierras vacías
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    • Cientos se movilizaron en la ciudad de La Plata en apoya a las 2.500 familias que ocupan tierras vacías
      Cientos se movilizaron en la ciudad de La Plata en apoya a las 2.500 familias que ocupan tierras vacías
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    • Cientos se movilizaron en la ciudad de La Plata en apoya a las 2.500 familias que ocupan tierras vacías
      Cientos se movilizaron en la ciudad de La Plata en apoya a las 2.500 familias que ocupan tierras vacías
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    • Cientos se movilizaron en la ciudad de La Plata en apoya a las 2.500 familias que ocupan tierras vacías
      Cientos se movilizaron en la ciudad de La Plata en apoya a las 2.500 familias que ocupan tierras vacías
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    • Cientos se movilizaron en la ciudad de La Plata en apoya a las 2.500 familias que ocupan tierras vacías
      Cientos se movilizaron en la ciudad de La Plata en apoya a las 2.500 familias que ocupan tierras vacías
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    1 / 5
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Cientos se movilizaron en la ciudad de La Plata en apoya a las 2.500 familias que ocupan tierras vacías

    En este distrito fueron tomadas desde junio alrededor de 4.300 hectáreas de tierras fiscales y privadas, según informó el Ministerio de Seguridad provincial. La necesidad es la motivación para quienes carecen de verdaderas posibilidades de acceso a la vivienda propia en un país sin créditos hipotecarios populares ni sistemas de vivienda social a escala de la demanda real.

    Melina está instalada en la toma junto a sus cinco hijos y tres nietos, y  no piensa irse por nada
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Melina está instalada en la toma junto a sus cinco hijos y tres nietos, y no piensa irse por nada
    Según el Gobierno provincial, alrededor de 500 familias habrían accedido a la desocupación voluntaria del predio a través de la firma de un acta de compromiso a cambio del mejoramiento habitacional de sus viviendas de origen o de la vivienda de algún familiar en la cual pasarían a residir.

    "Hace más de 15 años soy auxiliar de enfermería y cuidadora a domicilio, tenía mi trabajo digno con el que pagaba mi alquiler mensual. Por la pandemia perdí el trabajo y me quedé prácticamente en la calle. Mi casa hoy es Guernica. No queremos que nos regalen nada, nadie está usurpando ni robando nada, queremos un plan de pago por esa tierra. No tenemos miedo, somos fuertes y estamos muy unidos", dijo a Sputnik Melina, instalada en la toma junto a sus cinco hijos y tres nietos, quien no piensa irse por nada.
    Etiquetas:
    pobreza, derecho a la vivienda, desalojos arbitrarios, crisis económica, tierras, Gobierno de Argentina, La Plata, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook