En directo
    América Latina
    URL corto
    0 60
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aplaudió la resolución de la Suprema Corte de Justicia votada en la víspera, en la que se aprobó la constitucionalidad de un referéndum que por primera vez preguntará acerca de enjuiciar o no a expresidentes.

    "La noticia importante es que por primera vez se va a llevara a cabo una consulta constitucional, en este caso para decidir si se inicia un proceso garantizando derechos humanos en contra de expresidentes de la República", dijo el mandatario en conferencia de prensa.

    El jefe del Ejecutivo considera que la nueva pregunta establecida por el máximo tribunal, con votación dividida de seis a cinco de los magistrados, podrá ser interpretada por los electores.

    "Se aprobó que se lleve a cabo esta consulta, se cambio la pregunta, (la repuesta) al final es sí o no, y la gente la irá interpretando, como hay tiempo, se va a ir aclarando", comentó.

    Sin embargo, destacó que el dictamen abre la puerta a la consulta que él solicitó al Senado.

    "Se resolvió que se consulte al pueblo, que se pregunte a los mexicanos, es la esencia de la democracia, se apegaron los ministros al espíritu del artículo 39 de la Constitución: que el poder dimana del pueblo y se instituye para su beneficio, que tiene en todo momento el derecho a cambiar la forma de su Gobierno", reseñó el gobernante.

    La Suprema Corte rechazó con una cerrada votación el proyecto de sentencia que advertía: "no se puede someter a consulta la aplicación de la ley, pues ello desnaturalizaría la finalidad de una consulta popular", y la volvería "inconstitucional".

    Nueva pregunta

    López Obrador consideró que la nueva reformulada por los jueces del máximo tribunal no es del todo clara, pero que los votantes la irán descifrando con el tiempo.

    "Yo no diría que es abstracta (…), pero sí poco clara", comentó.

    La pregunta que la Corte aprobó, en una segunda votación de ocho a tres, indica: "¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?".

    Esa interrogante reemplazó a la que había hecho el presidente, acerca de la posibilidad de enjuiciar a cinco exmandatarios de tres décadas, periodo que define como "neoliberal", desde 1988 a 2018.

    La pregunta propuesta al Senado por López Obrador estaba formulada de la siguiente forma: "¿Está de acuerdo o no con que las autoridades competentes, con apego a las leyes y procedimientos aplicables, investiguen y, en su caso, sancionen la presunta comisión de delitos por parte de los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, antes, durante y después de sus respectivas gestiones?".

    El líder de la izquierda nacionalista consideró que la consulta popular autorizada no solo es democrática, sino que es parte de la llamada "democracia participativa".

    Aunque López Obrador ha manifestado desde el discurso de toma de posesión, el 1 de diciembre de 2018, que su postura es por un "no", y que se adopte "una especie de punto final" en el tema de los presuntos actos de corrupción de sus antecesores, ha dicho a la vez que solicitó al Congreso el referéndum para no aparecer como un "verdugo" de sus antecesores o protagonista de una "venganza".

    El presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar, votó a favor de la consulta, argumentando que el máximo tribunal no debe ser "una puerta cerrada, sino el puente que permita a todas las personas intervenir en las grandes discusiones nacionales".

    En cambio, los cinco jueces que consideran inconstitucional la consulta alertaron de la anomalía que se presentaría, en el hipotético escenario de que ganara como respuesta vinculante un "no", en contra de investigar y sancionar delitos.

    Una votación en ese sentido, "obligaría a las fiscalías correspondientes a claudicar en la función social que se les ha encomendado", advertía el proyecto desechado. 

    Etiquetas:
    juicio, referéndum, México, Andrés Manuel López Obrador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook