En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — La excongresista de izquierda colombiana Piedad Córdoba consideró que un ataque con disparos que sufrió anoche uno de sus escoltas en Bogotá no fue un intento de robo, como lo asegura la Policía, y sugiere que se habría tratado de una amenaza contra ella o un posible atentado.

    "Sobre los hechos de anoche, agradezco la reacción de la Policía, quienes además manifiestan que se trataría de un atraco. Respetuosamente, me permito preguntar: ¿Quién moviliza ocho hombres armados en varios vehículos para atacar a una camioneta y finalmente solo robar un arma?", escribió la excongresista en su cuenta de Twitter.

    ​Córdoba, quien hace una década colaboró en la liberación de secuestrados por parte de la entonces guerrilla de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) y fue facilitadora del acuerdo de paz entre ese grupo y el Gobierno colombiano, cuestionó que en anteriores ocasiones las autoridades han catalogado como "atraco" diferentes acciones criminales de las que ella ha sido víctima.

    "Medellín, 2019: entran a mi casa, apuntan a mi hijo con un arma. 'Fue un atraco'. Bogotá, 2019: entraron a mi casa y se llevan computadores. 'Un atraco'. Anoche ocho hombres disparan y se llevan un arma. 'Un atraco'. Una de dos: o los atracadores andan con mi foto o no son 'atracos'", señaló también en Twitter.

    ​Por su parte, en esa misma red social, el senador de izquierda Iván Cepeda se solidarizó con Córdoba y confió en que "este grave hecho sea objeto de una rigurosa investigación, y se proteja la vida de la exsenadora y de quienes están a cargo de su seguridad".

    ​El hecho se presentó luego de las 20.00 hora local del 30 de septiembre (01.00 GMT del 1 de octubre), cuando los escoltas de la exsenadora salieron de su casa y uno de ellos fue atacado por ocho hombres que se transportaban en un vehículo Volkswagen Jetta y en una motocicleta, quienes se hicieron con el arma del escolta y dispararon contra la camioneta asignada por el Estado para la protección de Córdoba, una Toyota Prado blindada.

    Según un reporte de la Policía de Bogotá, uno de los atacantes fue detenido y se recuperó el arma del escolta, que es asignado para la defensa de la excongresista por parte de la estatal Unidad Nacional de Protección (UNP), que brinda amparo a políticos, excombatientes y defensores de derechos humanos en riesgo de ser objeto de atentados.

    La Policía también halló el Volkswagen Jetta en el que se movilizaban los atacantes.

    Según Córdoba, en los últimos días ha recibido amenazas que en las próximas horas pondrá en conocimiento de la UNP, ya que considera que el ataque de anoche no fue aislado sino que iba en su contra.

    Este 1 de octubre, más temprano, la excongresista dijo a la emisora local W Radio que se asistirá ante la Comisión de la Verdad (creada en el marco de los diálogos de paz de La Habana) para presentar las pruebas que aseguró tener de los responsables del magnicidio del político y el excandidato presidencial Álvaro Gómez Hurtado, quien fue asesinado en Bogotá el 2 de noviembre de 1995.

    En diálogo con esa misma emisora, el abogado Enrique Gómez Martínez, sobrino de Álvaro Gómez Hurtado, aseguró que lo dicho por Córdoba se trata de "una puesta en escena para desviar la atención del caso", y se preguntó por qué la exsenadora irá a la Comisión de la Verdad y no a la Fiscalía a contar lo que sabe.

    Según Gómez Martínez, lo dicho por Córdoba es "un intento de último minuto para salvar al expresidente Ernesto Samper".

    Etiquetas:
    atentado, ataque, Colombia, Piedad Córdoba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook