En directo
    América Latina
    URL corto
    0 11
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El presidente Jair Bolsonaro aseguró que las ONG ecologistas son las que cometen delitos ambientales en Brasil, aunque no mostró ninguna prueba que demuestre esta tesis.

    Durante un discurso grabado para la Cúpula de Biodiversidad de la ONU, Bolsonaro acusó a organizaciones y agentes externos de los problemas de la Amazonía, y dijo que el Gobierno seguirá mandando militares a la selva para frenar la deforestación.

    "Vamos a dar continuidad a esa operación para intensificar aún más el combate a esos problemas que favorecen a las organizaciones que, asociadas a algunas ONG, comandan los delitos ambientales en Brasil y en el exterior", dijo.

    Bolsonaro también expresó su "rechazo vehemente a la codicia internacional" sobre la Amazonía y remarcó que su Gobierno defenderá la selva de "acciones y narrativas que agredan a los intereses nacionales".

    El líder ultraderechista volvió a rechazar los datos sobre el aumento de la deforestación y los incendios (comprobadas con los propios datos oficiales del Gobierno), al decir que no puede aceptar que "informaciones falsas e irresponsables" sirvan de pretexto para imponer reglas internacionales injustas y que no consideren las importantes conquistas ambientales de Brasil.

    La semana pasada, en su discurso en la Asamblea General de las Naciones Unidas, Bolsonaro se expresó en términos parecidos y llegó a culpar a los indígenas de los incendios en la Amazonía.

    La atribución de los delitos ambientales a las ONG tampoco es una novedad; el año pasado, durante la crisis internacional provocada por la ola de incendios en la selva amazónica, el presidente brasileño acusó a estas organizaciones e incluso al actor estadounidense Leonardo diCaprio.

    Etiquetas:
    ecología, medio ambiente, Jair Bolsonaro
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook