En directo
    América Latina
    URL corto
    0 72
    Síguenos en

    El estilo del estadounidense Mauricio Claver-Carone, que presidirá el Banco Interamericano de Desarrollo a partir del 1 de octubre, "no mantiene los equilibrios necesarios donde se define qué se apoya y qué no se apoya", dijo a Sputnik el extitular del Banco Central uruguayo y actual senador Mario Bergara.

    Con el estadounidense Mauricio Claver-Carone a la cabeza, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) tendrá una gestión caracterizada por un "sesgo" que el organismo financiero multilateral no debería tener, advirtió en diálogo con Sputnik el senador uruguayo y extitular del Banco Central de Uruguay (BCU), Mario Bergara.

    El uruguayo, que también se desempeñó como ministro de Economía durante el último tramo del Gobierno de José Mujica (2010-2015), lamentó que Uruguay haya dado un voto en favor del polémico estadounidense, desoyendo la sugerencia de Argentina, México, Chile y de la Unión Europea de postergar la elección para 2021, una vez definida la elección presidencial de Estados Unidos en noviembre de 2020.

    "Creemos que no le hace bien al organismo consolidar poder de esta manera. No es algo que le haga bien a la institución. No mantiene los equilibrios necesarios donde los países vuelcan dinero, se capitalizan y también se definen prioridades acerca de lo que se apoya y lo que no se apoya", sostuvo Bergara.

    El uruguayo señaló que el perfil político mostrado por Claver-Carone como uno de los principales asesores de Trump en temas latinoamericanos "marcan una cierta orientación y un sesgo que el BID no debería tener".

    En efecto, Claver-Carone es conocido por sus posicionamientos políticos contrarios, por ejemplo, al Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, al que incluso acusó de tener vínculos con el narcotráfico. De hecho, el próximo presidente del BID fue uno de los principales interlocutores de la Casa Blanca en las campañas de apoyo a la autoproclamación del opositor Juan Guaidó como presidente encargado de ese país.

    Como asesor de Trump, ha tenido otros gestos que lo alejan de un perfil "neutro". Uno de los más claros lo tuvo en Buenos Aires en diciembre de 2019, cuando canceló sorpresivamente encuentros con autoridades argentinas y dejó el país antes de lo previsto para no cruzarse con la delegación venezolana que presenciaba la asunción del presidente argentino, Alberto Fernández.

    También lejos de la corrección diplomática, Claver-Carone había acusado a los países que pretendían postergar su elección de "querer robarse el balón" para impedir su investidura, aumentando aún más la polémica en torno a su figura.

    Para Bergara, remitirse a la experiencia de Claver-Carone, que incluye el cargo de exasesor del Fondo Monetario Internacional (FMI) —donde tuvo un activo papel en el histórico préstamo al Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019)—no basta para explicar el apoyo a su candidatura, tal como intentó hacer la Cancillería de Uruguay, a la que Bergara cursó una consulta formal en su calidad de senador opositor. 

    "Consultamos y solo se remiten a reivindicar las capacidades del candidato pero no hay una respuesta de por qué el candidato estadounidense en este contexto político", remarcó.

    En hasta ahora su única comunicación oficial como presidente electo del BID, Claver-Carone dedicó su victoria "a América Latina y el Caribe" y se comprometió, en un comunicado difundido por la agencia EFE, a "trabajar con los países miembro del BID para diseñar una estrategia que fortalezca el banco, responda a las necesidades de la región y cree oportunidades para una prosperidad y crecimiento económicos compartidos".

    Durante intervenciones anteriores a su elección, el estadounidense había rechazado que EEUU tuviera una "intención imperialista" detrás de la conducción del BID. Sin embargo, siempre mantuvo su confrontación con los gobiernos de Cuba y Venezuela, así como su molestia con las posturas de gobiernos progresistas como los de México y Argentina.

    Etiquetas:
    Donald Trump, EEUU, América Latina, Banco Interamericano de Desarrollo (BID)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook