En directo
    América Latina
    URL corto
    1 0 0
    Síguenos en

    El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, descartó que se genere un conflicto con el Gobierno de EEUU por una queja presentada ante la Casa Blanca por el estado de Texas, por el supuesto incumplimiento de un Tratado Internacional de Aguas que data de 1944, sobre el caudal de ríos fronterizos, que vence el 24 de octubre próximo.

    "No queremos dar motivos para represalias, sobre todo, repito, porque hay elecciones en EEUU, no queremos que esto sea un tema de campaña", dijo el presidente a periodistas al comentar que se agota el tiempo para cumplir el pacto.

    El jefe de Estado reafirmó su voluntad de "tener una buena vecindad" con la administración del presidente estadounidense Donald Trump.

    En cuanto a las comunidades mexicanas de la parte fronteriza del estado norteño de Chihuahua, que protestan por la carencia de agua en una temporada de sequía, el Jefe de Estado explicó que "en situación de emergencia lo primero que se tiene que procurar es que no le falte el agua a la gente, y eso está garantizado".

    En una carta a Trump el gobernador de Texas, Greg Abbott, denuncia que "el volumen de agua entregado por México no permite cumplir con el tratado de agua", y agrega que las autoridades mexicanas están "reteniendo agua en sus presas interiores y en las internacionales".

    López Obrador comentó sobre la misiva que cumplirá la entrega de agua en la fecha del pacto.

    Un acuerdo de hace más de 75 años

    López Obrador dijo que la diplomacia con el país vecino ha logrado "que México ya no esté en el debate político electoral en EEUU", de cara a los comicios presidenciales de noviembre próximo.

    "Han sido muy respetuosos los candidatos (estadounidenses, Trump y Joe Biden) en sus opiniones sobre México, nada que ver con la pasada elección es público, es notorio", dijo en alusión a los ataques del gobernante republicano.

    A pesar de la carta enviada por el Gobernador de Texas a la Casa Blanca, el departamento de Estado ha sido "respetuoso y paciente" con México, aseguró el gobernante.

    "Se mantienen las conversaciones, estamos en eso y no vamos a permitir una ruptura, estamos dialogando y haciendo un esfuerzo nacional para cumplir con el acuerdo", subrayó López Obrador.

    Los dos países negociaron durante 15 años hasta llegar al acuerdo de 1944, un tratado considerado "equitativo" y con condiciones favorables para México, implementado con "flexibilidad" en su cumplimiento, cada cinco años.

    En la comparecencia ante la prensa, el director de América del Norte de la Cancillería, Roberto Velasco mencionó que, según lo establecido en el acuerdo binacional, el país debe entregar a su vecino del norte 2.158 millones de metros cúbicos de agua en un periodo de cinco años.

    En el Río Colorado (Arizona) entrega cada año 1.850 millones de metros cúbicos al país vecino, cinco veces la cuota mexicana.

    México entrega poco más de 431 millones de metros cúbicos anuales en el río Bravo, acumulables cada lustro.

    El tratado también establece que México no puede encadenar dos quinquenios consecutivos con retrasos en la entrega del líquido.

    Esta es una posibilidad en esta ocasión, debido a que México no cumplió con el acuerdo en 2015.

    Las protestas de agricultores del norteño estado mexicano de Chihuahua, que ya dejaron una persona muerta por balazos de fuerzas gubernamentales, el 9 de septiembre, impiden terminar la entrega del líquido comprometido para finales de octubre. 

    Etiquetas:
    río, EEUU, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook