En directo
    América Latina
    URL corto
    0 422
    Síguenos en

    La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México mantiene bajo investigación una red de espionaje que habría operado durante el sexenio de Miguel Ángel Mancera Espinosa como jefe de gobierno de la capital mexicana.

    Esta red habría sometido a vigilancia al actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al hoy canciller, Marcelo Ebrard Casaubón, a la presente jefa de gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, así como a diversos políticos y servidores públicos de alto nivel.

    Entre los documentos que componen la investigación se encuentran un estudio con fotografías e información sobre propiedades, residencias y puntos de reunión del hoy presidente de México, su esposa e hijos.

    El centro de espionaje operaba en el número 15 de la calle Manuel Márquez Sterling, de la colonia Centro, desde el cual se vigilaban teléfonos de civiles, funcionarios de la ciudad y políticos, según datos publicados por la organización civil Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

    En el edificio mencionado fueron halladas miles de conversaciones telefónicas y mensajes intervenidos de aplicaciones como Telegram, decenas de sábanas de llamadas, así como reportes de seguimiento de 119 políticos, académicos y funcionarios públicos, como los senadores Patricia Mercado —entonces secretaria de Gobierno— y Ricardo Monreal. Todos los datos habrían sido recabados entre 2016 y 2018.

    Los documentos también muestran que el espionaje comenzó tras casi un mes de que Miguel Ángel Mancera asumiera el cargo como jefe de gobierno. Tras las elecciones federales de 2018 se habría desmantelado la red.

    Según la Fiscalía de Ciudad de México, el coordinador de las operaciones fue Gustavo Caballero, funcionario que encabezó la Unidad de Investigación Cibernética en la entonces Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) cuando Mancera era el titular de esa dependencia.

    Desde el centro de espionaje, Caballero habría coordinado un equipo de al menos 30 personas, quienes se encargaban de realizar escuchas telefónicas, seguir ubicaciones y armar planes de seguridad para la Secretaría de Gobierno de Ciudad de México.

    Durante el gobierno de Mancera, Caballero fungía oficialmente como director general de técnicas y tecnologías de la Coordinación General de Políticas de Administrativas de Planeación y Organización de la PGJDF. No obstante, se afirma que este funcionario reportaba a Héctor Serrano, secretario de gobierno hasta 2015, con quien se reunía cada semana.

    Tras la revelación del centro de espionaje, Miguel Ángel Mancera pidió que las autoridades investiguen lo que consideren pertinente, a fin de aclarar las acusaciones en su contra.

    "No me voy a enganchar, no vamos a caer en dimes y diretes. Las autoridades están investigando, desde el día 1 están investigando. Entonces, no quisiera yo contaminarlo con un comentario, que las autoridades investiguen todo lo que tengan que investigar", comentó el hoy coordinador de los senadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

    A su vez el presidente López Obrador descartó interponer una denuncia penal después de que se dio a conocer que hubo una presunta red de espionaje que intervino sus comunicaciones. Comentó que no estaba sorprendido porque ya fue espiado desde hace 41 años, cuando fue investigado por la entonces existente Dirección Federal de Seguridad, donde fue acusado de ser comunista.

    "La verdad no es novedad, nosotros en la oposición siempre fuimos espiados. Ya muchísimos años. Les comentaba que cuando me dieron una copia de mi expediente, encontré una carta firmada donde me acusaba de ser comunista fue de 1979, era yo director del Instituto Nacional Indigenista", comentó.

    Etiquetas:
    Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard, Andrés Manuel López Obrador, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook