En directo
    América Latina
    URL corto
    0 50
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El candidato socialista Luis Arce afirmó que la economía de Bolivia está en un "coma inducido" y que pretende reactivarla mediante la entrega de más bonos a la ciudadanía para acelerar la demanda interna.

    "Tenemos un paciente en coma inducido y hay que reanimarlo, por eso debemos inyectar bonos. No es demagógico, es preciso para estimular la demanda interna, es nuestro modelo y no de este gobierno", dijo Arce a la red de televisión Unitel.

    Hizo la declaración mientras parecía sin visos de solución el enfrentamiento entre el Gobierno transitorio de Jeanine Áñez y el parlamento controlado por el opositor Movimiento Al Socialismo (MAS) sobre un nuevo bono de alivio por la pandemia de COVID-19.

    Arce, quien fue ministro de Economía durante gran parte del boom que Bolivia vivió durante los tres gobiernos de Evo Morales (2006-2019), dijo que la demanda interna, que en su gestión ministerial fue motor del crecimiento, había sido destruida en el último año.

    Según una reciente revisión de metas macroeconómicas hecha por el Banco Central, la economía boliviana sufrirá este año una contracción de 6,2%, primera caída anual después de dos décadas de crecimiento sostenido.

    El exministro-candidato señaló que la depresión no debe atribuirse solo a la pandemia sino principalmente a la mala gestión del Gobierno transitorio que ha recortado "drásticamente" la capacidad de consumo de la ciudadanía, golpeando con ello a la producción y al comercio.

    "La demanda interna cayó porque no hubo estímulos que debían ponerse en vigencia durante la pandemia. Permanentemente entregaremos bonos de Bs 1.000 (144 dólares) para ir reactivando la demanda interna", dijo.

    Se refería a un Bono Contra el Hambre, de 1.000 bolivianos, aprobado por el parlamento y que el Gobierno de Áñez se niega a pagar proponiendo en cambio otro por la mitad de ese monto.

    El forcejeo por el bono, que fue propuesto por Arce, seguía a la disputa en torno a créditos externos contratados por el Gobierno para combatir la pandemia, que el parlamento se niega a aprobar.

    El senador Omar Aguilar, uno de los líderes legislativos del MAS, advirtió que el parlamento no aprobará más créditos externos mientras Áñez sea presidenta, a menos que la gobernante dé curso al Bono Contra el Hambre.

    Arce dijo que los bonos de aliento al consumo interno seguirán siendo uno de los pilares de la economía boliviana si el MAS retorna al Gobierno.

    "Nos interesan los bonos porque este Gobierno (de Áñez) ha matado la demanda interna. Los bonos que creó (por la pandemia) son nuestros, solo que disfrazados, usaron la misma base", aseveró.

    Los bonos creados durante los gobiernos de Morales estaban dirigidos a estudiantes, mujeres embarazadas, discapacitados y ancianos.

    Etiquetas:
    economía, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook