En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 30
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El coronavirus, y su necesario confinamiento, ha sido para muchos un pasaje nostálgico en el que se revolvieron cajas de recuerdos, se usaron viejas consolas de videojuegos y se oyeron de nuevo discos y casetes que alguna vez fueron tecnología de punta.

    Pero, a medida que las ciudades han ido desconfinando la tendencia no solo no desaparece, sino que se reproduce en acciones sociales de antaño como ocurre con los resurgimientos de los autocines y las serenatas a los pies de un balcón.

    En Argentina, a la sombra de una cuarentena que comenzó en marzo y parece no terminar más, ha resurgido otro clásico de la primera parte del siglo XX: el radioteatro.

    Son varias las estaciones de radio comerciales y las compañías de teatro que en los últimos meses han hecho sinergia para devolver al público un atractivo que en la década del 30 explotaba la onda corta y detenía la actividad.

    Los artistas, en su mayoría jóvenes, recrearon técnicas y lenguajes del pasado y decidieron respetar un lema inviolable: todo debe hacerse en vivo.

    Entonces, si el sonido del viento antes se hacía con una chapa de zinc, hoy bien puede servir una placa radiográfica; y para emular un megáfono, alcanza con esperar a que se termine el papel higiénico y aprovechar el tubo de cartón en el que viene envasado.

    A esos —y muchos otros— rebusques echó mano el grupo de teatro Radioeterna en 2019, cuando antes de la pandemia idearon una obra teatral en vivo que llegó a estrenarse en el teatro pero que también ofrecía transmisiones por streaming.

    "Cuando comenzó la pandemia nos dimos cuenta que teníamos en la mano algo prácticamente realizado, ensayado, trabajado y superadaptable a las alternativas que nos presentaba la pandemia", cuenta Alejandro Segovia a Sputnik.

    El actor de 28 años, junto a Lucila Casalis, Federico Justo y Martín Zalazar, el director, tuvieron entonces que adaptar la obra a los impredecibles requerimientos del internet y su ya agotado streaming.

    Adaptación

    Los ritmos de las escenas cambiaron por completo por efectos del streaming que "tienen factores que no controlas como el delay".

    Para Segovia, "fue montar una coreografía audiovisual", aunque, por momentos, vivió la experiencia como "una instancia bastante frustrante" por depender de obstáculos que están fuera de su control.

    "El primer paso que tuvimos que dar es saber que no es teatro; hay actuación pero no es teatro; es un lenguaje nuevo, inexplorado y que muchas compañías teatrales están descubriendo", asume el actor, "desde la producción buscamos calidad en imagen y sonido sobre todas las cosas y, luego, espacios emergentes que estén en busca de contenidos.

    Así fue que llegaron a Cuarta Pared, una plataforma de streaming con los que ya discuten una segunda temporada de Vuela una lágrima, la novela estrella de Radioeterna, un sainete en cuatro actos cargado de comedia.

    "Es una propuesta a la cual te tenés que sumergir, porque si bien hacemos un radioteatro nos estas viendo. Entonces somos actores que hacen de actores que están actuando", resume.

    Y reconoce: "En lo personal me parece que es un terreno ganado que en otra situación no hubiese descubierto personalmente. Como actor me sumó la disciplina de saber que depende de nosotros".

    Historia del radioteatro

    El proyecto surge el mismo año en el que la radiodifusión cumplió 100 años en Argentina. Una presencia que ha sido clave a lo largo de la historia política de un país acostumbrado a los golpes militares y las noticias contundentes, esas que maridan bien con el sonido a fritura de un transistor.

    El radioteatro fue un género esencial entre la década de 1930 y finales de los 50, aunque algunos historiadores sitúan su inicio en 1929 con algunos relatos camperos que se alternaban con el gran éxito del momento (y de siempre): el tango.

    Esos sonidos han vuelto este año con Radioeterna, pero también en las estaciones de radio de mayor alcance como Radio 10, AM 750 y la estatal Radio Nacional, aunque en esta última el ciclo llamado Las dos carátulas, conducido por Nora Massi, acaba de cumplir 70 años en el aire.

    Lo del centenario de la radio es "una hermosa coincidencia y casualidad, porque el radioteatro en su momento cumplió un papel fundamental; por eso no lo parodiamos, sino que intentamos reproducirlo de la manera más genuina", reconoce Segovia.

    Los cuatro capítulos de Vuela una lágrima, que fueron emitidos en vivo, hoy pueden verse en YouTube o accediendo a @radio.eterna, en Instagram.

    Las estadísticas y los comentarios en esas redes sociales hablan de padres e hijos reunidos, como otrora, frente a un aparato para escuchar un radioteatro; y confirman que con un poco de imaginación es posible viajar al pasado.

    Etiquetas:
    América del Sur, coronavirus en América Latina, cuarentena, pandemia de coronavirus, Argentina, radio, teatro
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook