En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — Dos expatrulleros de la Policía de Bogotá involucrados en la muerte del estudiante de Derecho y taxista Javier Ordóñez, ocurrida el 9 de septiembre en un presunto caso de abuso policial, fueron enviados a la cárcel, según informó la Fiscalía General de Colombia en su cuenta de Twitter.

    "Juez 29 de control de garantías de Bogotá acogió la petición de la Fiscalía e impuso medida de aseguramiento (detención) en centro carcelario contra los expatrulleros Harby Damián Rodríguez Díaz y Juan Camilo Lloreda Cubillos, investigados por la muerte de Javier Ordóñez Bermúdez", anunció la Fiscalía.

    ​Los dos exagentes, quienes fueron retirados de la institución después de ocurrido el hecho, según confirmó la Policía el 11 de septiembre, serán enviados a una cárcel para uniformados en el municipio de Facatativá (centro), cercano a Bogotá.

    "No se garantizarían los fines constitucionales de evitar la obstrucción a la justicia y de la protección a la comunidad con una medida de aseguramiento de casa por cárcel", dijo la jueza actuante durante la audiencia virtual.

    El sábado pasado, la Fiscalía imputó a los expolicías los cargos de homicidio agravado y tortura agravada, los cuales no aceptaron.

    El 9 de septiembre, Rodríguez Díaz y Lloreda Cubillos sometieron en el piso a Ordóñez y le propinaron varias descargas eléctricas con una pistola tipo Taser en una calle de Bogotá.

    El hombre fue llevado después a una estación de policía donde, según uno de sus amigos, fue "molido a golpes" por los dos agentes frente a otros que estaban allí, luego de lo cual fue conducido a una clínica en la que falleció a los pocos minutos.

    La autopsia practicada al cuerpo de Ordóñez, que fue revelada el viernes pasado, establece que el hombre, de 45 años, murió por un "trauma cerrado de abdomen de alta energía" y el estallido de un riñón.

    Los resultados de la necropsia también confirmaron que el estudiante había ingerido bebidas alcohólicas pero no sustancias psicoactivas la noche de su fallecimiento.

    El caso de abuso policial, que se conoció a través de un video que se hizo viral en redes sociales, derivó en protestas violentas en algunas de las principales ciudades del país entre el 9 y el 11 de septiembre, la mayoría de ellas en Bogotá y en el municipio vecino de Soacha, en las que murieron trece personas y 300 más resultaron heridas.

    Etiquetas:
    Colombia, cárcel
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook