En directo
    América Latina
    URL corto
    0 11
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) destacó la estrategia de regreso a clases presenciales implementada por las autoridades educativas de Uruguay y presentó un informe al respecto, con el objetivo de compartir la experiencia con otros países que se encuentran en este proceso.

    "La respuesta del sistema educativo uruguayo a la emergencia sanitaria y educativa ha sido sumamente interesante y ejemplar", consigna el documento "Seguimiento del retorno a las clases presenciales en centros educativos en Uruguay".

    Según la organización, el objetivo de este trabajo es "extraer aprendizajes" de cara a las próximas etapas, y "promover" la reapertura de centros educativos en otros países de la región.

    Dividido en tres secciones, el documento dedica una parte a detallar las características de la población, la evolución de la pandemia en el país, la estructura del sistema educativo y la importancia de la conectividad en el plan de retorno a clases.

    "La diversidad de recursos institucionales con los que cuenta el sistema educativo uruguayo operó como un factor clave para sostener el vínculo con los estudiantes en todo el país y recuperar a aquellos que se estaban desvinculando", destaca el informe.

    En el segundo capítulo identifica las etapas del retorno a la presencialidad, tomando en cuenta los aspectos de planificación, condiciones sanitarias y definiciones técnico pedagógicas.

    En tercer término, el informe presenta un balance preliminar del proceso, que incluye los aprendizajes adquiridos y los desafíos a futuro.

    En este sentido, Unicef hace referencia al carácter voluntario del retorno a clases definido por el Gobierno, y afirma que "si bien la voluntariedad favoreció el escenario frente a reticencias iniciales de las familias, podría abrir brechas entre los que concurren y los que no, por lo que resulta fundamental buscar las mejores estrategias para sortear este problema".

    Agrega que "el contexto de encierro (provocado por la pandemia de COVID-19) fomenta el estrés en las familias e incrementa el riesgo de que niños, niñas y adolescentes sufran o sean testigos de violencia en el hogar".

    También se toma en cuenta que el cierre de los centros educativos implica la interrupción de servicios esenciales para la infancia y la adolescencia, como la alimentación, la vacunación, el apoyo a la salud mental y la orientación psicosocial.

    El escalonamiento del retorno a clases considerando aspectos como la densidad territorial, la vulnerabilidad de los estudiantes y la finalización de los ciclos educativos es uno de los aspectos destacados en el informe de Unicef, que apunta a ofrecer una respuesta a coyunturas críticas, al tiempo que contribuye a identificar políticas innovadoras.

    Según Unicef, en Uruguay hay más de un millón de estudiantes en la educación, aproximadamente 30% de la población total del país; de estos, 82% concurre a un centro educativo público.

    Etiquetas:
    pandemia de coronavirus, coronavirus en América Latina, COVID-19, Uruguay, vuelta a clases, Unicef
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook