En directo
    América Latina
    URL corto
    0 120
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, respondió que su administración rechaza la censura y no la ejercerá, ante el pronunciamiento de más de 650 intelectuales que denunciaron el uso de un lenguaje que "ofende y genera odio" hacia ecologistas, feministas o periodistas críticos.

    "Nosotros no vamos a censurar a nadie, no vamos a perseguir a nadie, van a tener siempre garantizadas todas sus libertades, no somos autoritarios, no es el caso de los gobiernos que ellos apoyaban, que censuraron a periodistas", expresó el jefe del Ejecutivo en su conferencia de prensa diaria.

    López Obrador rechazó así los planteamientos de "los intelectuales orgánicos que sacaron otro desplegado, hablando de que se afecta la libertad de expresión".

    "No sé cómo se les afecta [la libertad] si sacan un desplegado quienes guardaron silencio cómplice durante las atrocidades del periodo neoliberal y sale el desplegado en todos los medios de información", replicó el gobernante.

    El líder de la izquierda nacionalista subrayó: "Yo no odio, soy pacifista, lo que hay es honestidad intelectual, y en lo económico se acaba la corrupción, esa es mi respuesta, respeto a todos".

    El documento difundido en redes sociales la noche del 17 de septiembre afirma que el mandatario "utiliza un discurso permanente de estigmatización y difamación contra los que él llama sus adversarios".

    ​Según la denuncia, que firman historiadores, escritores, cineastas, académicos y columnistas, el presidente "profiere juicios y propala falsedades que siembran odio y división en la sociedad mexicana".

    "Sus palabras son órdenes: tras ellas han llegado la censura, las sanciones administrativas y los amagos judiciales a los medios y publicaciones independientes que han criticado a su Gobierno", añade el texto de marras.

    Llamado al debate

    El presidente recordó a sus críticos en los medios de comunicación y organismos de la sociedad civil que "el momento que estamos viviendo no es de odio ni confrontaciones, es de definiciones de aclarar posturas y que haya diálogo".

    Consideró positiva la libre manifestación de las ideas, y que es bueno que haya "debate".

    Además comentó que el desplegado ya está publicado este 18 de septiembre en toda la "prensa conservadora".

    "Todo este grupo siempre apoyó la política neoliberal y ahora se sienten ofendidos cuando deberían ofrecer disculpas, porque se quedaron callados cuando se saqueó al país", agregó.

    El gobernante se refirió a las revistas literarias y de análisis Nexos (fundada en 1978) y Letras Libres (1999), que dirigen los historiadores Héctor Aguilar Camin y Enrique Krauze, respectivamente, que han perdido sus contratos de publicidad y suscripciones gubernamentales.

    "Es demostrable que ellos eran bien atendidos por el Gobierno, a Letras Libres de Krauze le compraban prácticamente toda la edición; a la revista Nexos mes con mes le compraba 7.000 ejemplares el Gobierno, cinco sexenios consecutivos viviendo al amparo del poder público, los hace reaccionar de esta manera", añade la respuesta.

    El mandatario aceptó que entre los críticos "hay honrosas excepciones", sin embargo insistió que fueron "pura prensa vendida o alquilada" en el pasado.

    "Es un agrupamiento conservador, que es entendible que actúen de esta manera", en razón de los privilegios perdidos, puntualizó.

    López Obrador se dirigió al poeta Gabriel Zaid, fundador de la desaparecida revista Vuelta con el Premio Nobel mexicano Octavio Paz (1914-1998) que analice las posturas "conservadoras" y "tendenciosas" que cuestionan a su Gobierno.

    El documento, que sigue teniendo adiciones, afirma que el presidente ha "despreciado" presuntamente las luchas feministas, de víctimas por la violencia, los reclamos ambientalistas, a organismos autónomos del Estado, y que "ha tratado de humillar al poder judicial, y golpeado a las instituciones culturales, científicas y académicas".

    El texto concluye que "no se alimenta el rencor desde esa tribuna [del Palacio Nacional], sin que el odio llegue al río alguna vez".

    López Obrador finalizó su réplica anunciando que no pedirá a los intelectuales que simpatizan con él y su Gobierno que hagan un "desplegado corporativo" de respuesta a ese pronunciamiento. 

    Etiquetas:
    odio, México, censura, Andrés Manuel López Obrador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook