En directo
    América Latina
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — Las autoridades de Colombia detuvieron en Bogotá al policía Harvy Rodríguez Díaz, implicado en la muerte del estudiante de Derecho y taxista Javier Ordóñez en la madrugada del 9 de septiembre, según confirmó la Fiscalía colombiana.

    "Confirmada la expedición de las órdenes", indicó la Fiscalía a la prensa a través de Whatsapp al referirse a la detención de Rodríguez Díaz.

    El policía fue detenido en su vivienda en la capital colombiana por agentes del Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) de la Fiscalía luego de que un juez de control de garantías ordenó su captura y la de Juan Camilo Lloreda, el otro policía implicado en el caso.

    Sin embargo, según versiones de la prensa local, Lloreda se encuentra organizando asuntos personales, por lo que se entregará ante las autoridades en las próximas horas.

    Tras la detención, ambos acusados serán retirados de la Policía Nacional.

    Otros siete policías fueron separados de la institución en base a investigaciones internas que indican que actuaron de manera cuestionable la noche en la que murió Ordóñez, de 45 años.

    Los hechos ocurrieron en la madrugada del 9 de septiembre, luego de que los dos policías sometieron al estudiante en el piso y le propinaron varias descargas eléctricas con una pistola tipo Taser en una calle de Bogotá.

    El hombre fue llevado después a una estación de policía donde, según uno de sus amigos, fue "molido a golpes" por los dos agentes frente a otros que estaban allí, luego de lo cual fue conducido a una clínica en la que falleció a los pocos minutos.

    La prensa local también reveló un fragmento de la autopsia, donde se señala que Ordóñez murió por "un fuerte golpe en la cabeza" y que su cuerpo presentaba varios golpes que afectaron sus órganos internos.

    El caso derivó en protestas violentas en algunas de las principales ciudades del país, la mayoría de ellas en Bogotá y el municipio vecino de Soacha.

    Trece personas murieron en las manifestaciones y 300 más resultaron heridas, mientras que 60 instalaciones policiales fueron afectadas, buena parte de ellas incendiadas.

    A raíz de la muerte de Ordóñez y de las manifestaciones violentas, políticos de la oposición y organizaciones sociales piden al Gobierno que haga reformas en la Policía Nacional y que la institución deje de depender del Ministerio de Defensa y sea del ámbito de la cartera del Interior.

    Etiquetas:
    Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook