En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    QUITO (Sputnik) — Decenas de médicos que cursan posgrados de especialización en Ecuador se movilizaron en la capital, Quito (norte), para exigir la salida del ministro de Salud Pública, Juan Carlos Zevallos.

    "El Ministro de Salud tiró al tacho de basura todo lo que acordamos con la ministra de Gobierno, María Paula Romo. (…) Hemos recibido muchas ofensas del Ministerio; cuando hemos pedido información no nos ha dicho la verdad y ha desconocido el trabajo de muchas especialidades médicas; quisimos abrir caminos de diálogo pero nunca nos dio la oportunidad, hoy creó mucha indignación por eso el pedido es que salga del ministerio", dijo a Sputnik el secretario de la Asociación Ecuatoriana de Médicos Posgradistas (ASEMP), Pablo Arévalo.

    Los posgradistas son médicos que estudian una especialidad y asisten a la red de salud pública alrededor de 64 horas semanales, realizando las mismas funciones de un médico residente, y tienen que cubrir además 14 horas académicas.

    Algunos de ellos reciben becas de los hospitales donde prestan sus servicios, y otros se autofinancian.

    De acuerdo con disposiciones de la denominada Ley Humanitaria aprobada en junio por la Asamblea, todos los médicos que cursan posgrados deben recibir un contrato de trabajo por el tiempo que duren sus estudios de especialidad, y deben recibir remuneración y beneficios sociales, como la afiliación a la seguridad social.

    El 17 de septiembre, el ministro de Salud dijo que no es posible pagarles.

    Vestidos con batas blancas, los médicos se concentraron en el parque El Arbolito, en el centro-norte de Quito.

    Los manifestantes coreaban consignas como "ministro traidor", "Zevallos es parte del gremio pero no está a favor del gremio", "ministro inepto", mientras conductores de vehículos que circulaban por el lugar hacían sonar las bocinas en señal de respaldo.

    El 15 de septiembre, durante una reunión celebrada entre la ministra de Gobierno, María Paula Romo, y representante de la ASEMP, se llegó a un acuerdo para la aplicación de la Ley Humanitaria, que establece la contratación, por el tiempo de duración de sus estudios, de los médicos que estuvieron en primera línea durante la emergencia sanitaria por el COVID-19.

    El encuentro se realizó tras una manifestación previa de los especialistas en la capital ecuatoriana, la cual fue reprimida con gases lacrimógenos por parte de efectivos policiales, que incluso llegaron a golpear a algunos participantes.

    Romo y el jefe de la Policía Nacional ofrecieron disculpas a los galenos.

    Según el presidente de la Asociación, Santiago Zúñiga, entre los puntos acordados se establece que los contratos de servicios ocasionales con los posgradistas se firmarán en octubre, y en ese mismo mes también serán reconocidos los rubros de julio, agosto y septiembre que se les adeuda a quienes tienen beca.

    Los médicos autofinanciados también recibirán un contrato y salario.

    En Ecuador, hay alrededor de 3.500 médicos que estudian uno de los 56 posgrados de medicina que se ofrecen.

    Los posgradistas mantendrán la paralización de actividades que iniciaron el 15 de septiembre, así como las marchas mientras se oficializa el acuerdo al que llegaron con la ministra Romo.

    Etiquetas:
    protestas, Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook