En directo
    América Latina
    URL corto
    0 12
    Síguenos en

    Estadísticas oficiales reveladas en septiembre confirman que el 90% de los muertos por COVID-19 en Colombia pertenecían a los sectores más pobres. Incluso, los dos estratos socioeconómicos más hundidos concentran a casi siete de cada 10 víctimas, mientras la mortalidad cae abruptamente entre los ricos.

    El coronavirus no pregunta la situación económica de la persona antes de ingresar a su organismo. Sin embargo, datos estadísticos recogidos a seis meses de que la pandemia de COVID-19 llegue a Colombia parecen ratificar que, como en tantas otras cosas, los pobres colombianos se vieron más afectados por la enfermedad.

    Desde que la pandemia impactó en Colombia, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) de ese país emite reportes periódicos que dan cuenta de la evolución de la cantidad de infectados y fallecidos en el territorio. El organismo también cruza los datos médicos con otras variables socioecónomicas, como herramienta para que el Gobierno ajuste sus políticas.

    Así es como su último informe, divulgado a comienzos de septiembre, añade un dato llamativo: a partir del cruzamiento de las cifras de fallecidos con el censo de 2018, se obtiene el estrato socioeconómico de cada fallecido por COVID-19.

    El resultado fue contundente: el 90,3% de los fallecidos por COVID-19 (o que fallecieron con un cuadro sospechoso de la enfermedad) entre el 2 de marzo y el 16 de agosto pertenecían a los estratos 1, 2 y 3, correspondiente a los sectores con menores recursos.

    En Colombia, la estratificación de los hogares según sus recursos económicos se realiza tradicionalmente en una escala del 1 al 6, siendo 1 el nivel de menores ingresos y 6 el de mayores. Dentro de los estratos 1, 2 y 3 se ubica a los hogares que, por sus bajos recursos, requieren subsidios en los servicios públicos u otros programas de apoyo estatal. Los estratos 5 y 6, en tanto, son los de posición más acomodada.

    De acuerdo al informe del DANE, el 34% de los fallecidos estaba en el estrato 1, el 35% en el estrato 2 y el 21% en el estrato 3. Así, puede decirse que casi 7 de cada 10 fallecidos por COVID-19 en Colombia pertenecía a los sectores más pobres de la población.

    La mortalidad desciende abruptamente en los sectores más acomodados: los estratos 6 y 5 aportaron un 1% cada uno al total de fallecidos. El estrato 4, en tanto, representó el 4% de las muertes.

    La desigualdad también se expresa en el nivel educativo. Según el DANE, el 35,4% de los fallecidos tenían educación primaria como su mayor nivel educativo alcanzado. Ya entre quienes habían accedido a secundaria, la mortalidad bajó al 13%.

    Etiquetas:
    pobreza, pandemia de coronavirus, COVID-19, Colombia, América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook