00:32 GMT26 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 0 0
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — Los cubrebocas tricolor con motivos costumbristas están por todas partes en México, que se alista para la mayor festividad de su calendario cívico, el primer "Grito de Independencia" de España, en un entorno desconocido en 210 años: una contingencia sanitaria que impide las desaforadas exclamaciones.

    En la ceremonia prevista, el presidente tocará la campana del Palacio Nacional sin multitudes que lo aclamen, entre restricciones impuestas por la pandemia actual.

    Contrariamente a otros años, cuando las autoridades animaban a la más amplia participación en los festejos, este año se ha hecho énfasis en la necesidad de evitar aglomeraciones, y en una celebración centrada en imágenes virtuales: estará dedicada a conmemorar a los héroes de la emergencia sanitaria, médicos y enfermeras.

    "Vamos a llevar a cabo toda la ceremonia, solo que no va a haber participación de los ciudadanos por la pandemia", anticipó este viernes 11 con cierta desazón el presidente Andrés Manuel López Obrador.

    La Independencia es una de las únicas tres transformaciones históricas que el líder de la izquierda nacionalista reconoce, junto con la guerra por reformas liberales del siglo XIX que separaron a la Iglesia Católica del Estado, y la Revolución Mexicana que se desató en 1910.

    Por eso bautizó a su movimiento como la "cuarta transformación histórica", la llamada 4T.

    “Estampas Mexicanas del Ballet Folclórico Auiani Yoli, con motivo de 210 años de la Independencia de México (15 de septiembre de 1810). Presentación con sana distancia en Casa de la Cultura de Puebla. Domingo 13 de septiembre.
    © Sputnik / Víctor Flores García
    "Estampas Mexicanas" del Ballet Folclórico "Auiani Yoli", con motivo de 210 años de la Independencia de México (15 de septiembre de 1810).

    En 1810, el sacerdote Miguel Hidalgo lanzó un grito libertario con el tañido de las campanas de la iglesia del poblado de Dolores.

    La iconografía oficial convirtió la fecha en el momento que dio nacimiento a los Estados Unidos Mexicanos, la noche del 15 de septiembre.

    Esa fecha millones de personas se congregan en las plazas de todo el país, comenzando con el céntrico Zócalo del Centro Histórico, para escuchar las campanas y el grito de "Viva México" que repite tres veces el mandatario de turno, añadiendo vivas a otras figuras históricas o sus propias frases de campaña.

    Esta vez no habrá público en la extensa explanada frente al Palacio Nacional y la Catedral Metropolitana ni en las calles adyacentes.

    Tampoco abrirán los restaurantes del Centro Histórico que organizan cada año costosas cenas de gala: solo podrán estar abiertos hasta las 11:00 de la noche y con un aforo máximo del 30% de comensales.

    Junto con el aniversario del comienzo de la Revolución, cada 20 de noviembre y la noche vieja, son las tres fechas más festivas en este país, pero con las ventas a la baja, el ambiente en las calles se tornará irreconocible.

    Nuevo formato

    Estampas Mexicanas del Ballet Folclórico Auiani Yoli, con motivo de 210 años de la Independencia de México (15 de septiembre de 1810). Presentación con sana distancia en Casa de la Cultura de Puebla. Domingo 13 de septiembre.
    © Sputnik / Víctor Flores García
    "Estampas Mexicanas" del Ballet Folclórico "Auiani Yoli", con motivo de 210 años de la Independencia de México (15 de septiembre de 1810). Presentación con "sana distancia" en Casa de la Cultura de Puebla. Domingo 13 de septiembre.

    El presidente anunció que no se cancelarán los fuegos artificiales, y la Plaza del Zócalo luce adornada con los bombillos con luces verdes, blancas y rojas que rememoran la bandera mexicana de los liberales del siglo XIX.

    El mandatario, que se define como un liberal, ha pedido a la gente seguir la ceremonia desde sus casas, pero mantener costumbres de la fecha, como una cena con platillos típicos, como los chiles rellenos en salsa de nogadas, que por su composición representan los colores patrios.

    López Obrador anunció el fin de semana anterior al Grito de Independencia el ritual sin pueblo: "Con imágenes de nuestra República va a estar representado todo el territorio nacional, iluminado en la plancha del Zócalo, y se va a encender la llama de la esperanza, una antorcha".

    Para el 16 de septiembre se realizará el tradicional desfile militar: "Vamos a izar la bandera y empieza la ceremonia militar, con representaciones de las fuerzas armadas, de la Marina y la Defensa en el Zócalo, con sana distancia, pero con los vehículos de cada agrupamiento", describió.

    Además de las figuras patrióticas icónicas y los militares, habrá un protagonista adicional: médicos, enfermeras y personal de la salud.

    "Vamos a entregar reconocimientos a los trabajadores de la salud que han ayudado a salvar vidas", anunció López Obrador en su tradicional conferencia de prensa mañanera.

    A la cena de comida tradicional solo llegarán algunos invitados del Gabinete Ejecutivo, representantes de los poderes Legislativo y Judicial.

    Estampas Mexicanas del Ballet Folclórico Auiani Yoli, con motivo de 210 años de la Independencia de México (15 de septiembre de 1810). Presentación con sana distancia en Casa de la Cultura de Puebla. Domingo 13 de septiembre.
    © Sputnik / Víctor Flores García
    "Estampas Mexicanas" del Ballet Folclórico "Auiani Yoli", con motivo de 210 años de la Independencia de México (15 de septiembre de 1810). Presentación con "sana distancia" en Casa de la Cultura de Puebla. Domingo 13 de septiembre.

    El presidente no indicó si planea incluir al personal sanitarios entre los gritos que se proclaman antes de hacer sonar las campanadas, según la tradición.

    El propio gobernante amplió el número de vivas el año pasado, en su primera ceremonia como jefe de Estado, para incluir más mujeres y otros héroes menos venerados.

    Tratará apelar a la memoria colectiva profunda: "Yo estoy seguro que le va a gustar a la gente (…), no olvidemos el contenido, el fondo, que es la Independencia de México".

    Según el historiador Fernando Serrano, autor de un texto sobre el tema, fue Venustiano Carranza quien en 1919 introdujo por primera vez nombres propios entre los vítores de la noche de independencia, para dar cabida a los curas Miguel Hidalgo y José María Morelos.

    En 1980, agrega Serrano en su libro El Grito de la Independencia: Historia de una pasión nacional, el presidente modificó el texto para incluir a la primera mujer: la corregidora Josefa Ortiz de Domínguez.

    En 2019, López Obrador extendió mucho el "Grito" para incluir vivas a las comunidades indígenas, a los padres y madres de desaparecidos, la paz y la fraternidad universal. Este año podría agregarse a la lista el personal médico.

    Etiquetas:
    enfermeros, médicos, pandemia de coronavirus, Día de Independencia de México, independencia, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook