00:04 GMT21 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    0 04
    Síguenos en

    El abogado Javier Ordóñez, quien murió tras un presunto caso de abuso policial que ha derivado en violentas protestas en Bogotá, habría recibido un fuerte golpe en la cabeza en medio de una paliza que al parecer le propinaron siete policías dentro de una estación a la que fue llevado detenido, según versiones de prensa.

    "Un fuerte golpe en la cabeza habría culminado con la vida de Ordóñez, según la información a la que tuvieron acceso [la emisora] Blu Radio y [el noticiero de televisión] Noticias Caracol", publicó la emisora en su página web.

    El medio, que asegura que conoció de manera exclusiva parte de los resultados preliminares del reporte forense, señala que "el cuerpo del abogado —de 45 años— presenta varios golpes en distintas partes de su cuerpo, en la espalda, en órganos internos, lo que revela que fue víctima de una golpiza por parte de la policía".

    Blu Radio también sostiene que, según la investigación preliminar, en el hecho habrían participado siete agentes, lo cual guarda relación con el anuncio que hizo el ministro de Defensa, Carlos Trujillo, de la suspensión de cinco policías que serán "vinculados a la investigación" aparte de los otros dos que propinaron descargas eléctricas con una pistola tipo Taser a Ordóñez en una calle de Bogotá, según se aprecia en un video en redes.

    "En la investigación, además, se maneja la hipótesis de que una vieja rencilla del abogado con los policías habría sido el detonante del asesinato", agregó la emisora.

    Investigadores que han visto los videos del interior de la estación de policía catalogaron de "horrorosas" las imágenes de la golpiza, según el periodista Juan Roberto Vargas, director del noticiero Noticias Caracol.

    Ese medio sostiene que la golpiza "dejó con varios órganos afectados a Ordóñez, así como nueve fracturas craneales, entre otros daños".

    Tras conocer de esas publicaciones, la Fiscalía General de la Nación emitió un comunicado según el cual "las informaciones que han circulado en medios de comunicación no obedecen a pronunciamientos oficiales, ni han sido confirmadas por la Fiscalía o el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses".

    Versión de los policías señalados

    El abogado Javier Ordóñez golpeó a uno de los dos policías que están implicados en el hecho y sería protagonista "reincidente" de riñas en el barrio en el que vivía, según la declaración los uniformados filtrada por la prensa local.

    "Nos informaron de un hecho (...) motivo por el cual procedemos a trasladarnos a dicha dirección (...) Al llegar observamos una aglomeración de personas, las cuales estaban discutiendo, y un sujeto vestido todo de negro estaba agrediendo a una femenina", dijo el patrullero Juan Camilo Lloreda Cubillos, cuya identidad y testimonios fueron revelados por el diario El Tiempo.

    El medio asegura que tuvo acceso a dos resoluciones de la Policía y a un expediente de la Fiscalía en los que se detallan los nombres de los dos patrulleros que dispararon a Ordóñez con una pistola tipo Taser y quienes ahora están suspendidos de la institución.

    Asimismo, el diario destaca que el relato de ambos policías difiere del entregado por dos amigos del abogado, quienes sostienen que fueron detenidos en la calle por los dos agentes cuando iban a comprar licor y que ante una ironía que les dijo el abogado fue atacado por uno de los policías con la Taser.

    Sin embargo, la versión dada por los patrulleros a la Inspección de la Policía sostiene que el abogado, de 45 años, "era reincidente en el sector protagonizando riñas" y que les respondió de manera agresiva al advertir su presencia en el lugar.

    "Este ciudadano nos responde con palabras soeces", y después "se sale del conjunto [de apartamentos en el que vivía] y se nos traviesa desafiándonos a pelear, por este motivo yo saco el dispositivo Taser para reducirlo desplegando un cartucho, el cual no le afectó", dijo el patrullero Lloreda Cubillos en el reporte revelado por El Tiempo.

    Los policías dijeron, además, que Ordóñez le propinó a uno de ellos un puño en el pómulo izquierdo y otro en la espalda, por lo que el patrullero disparó de nuevo su pistola de descargas eléctricas, lo que hizo que el abogado cayera al piso.

    Según el relato, Ordóñez tenía tanta fuerza que ambos policías no lograban esposarlo, por lo cual uno de ellos activó de nuevo la Taser para que se dejara esposar.

    El testimonio de ambos uniformados concluye señalando que Ordóñez fue trasladado a una estación del barrio Villa Luz (noroccidente de Bogotá), donde dijo que se sentía mal, por lo que fue conducido por los mismos policías a una clínica cercana en la que fue atendido de urgencias, pero al cabo de quince minutos el médico que lo atendió aseguró que había fallecido.

    Etiquetas:
    abuso, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook