En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 31
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La industria automotriz mexicana ha tenido que enfrentar una ralentización de su producción ante las medidas sanitarias y el pobre desempeño de las ventas en EEUU, su principal mercado, mientras la mayoría de las marcas posponen para 2021 la llegada de nuevos modelos a la espera de tiempos mejores.

    Este año estaba previsto el lanzamiento de más de 20 nuevos modelos producidos en México por 14 fabricantes, que iban desde las versiones locales del compacto deportivo BMW M2 CS, hasta versiones más populares de vehículos como la Chevrolet Tracker y el Fiat-Argo.

    Pero la mayoría se ha pospuesto, a la espera de que retornen los eventos masivos del sector como las grandes ferias del automóvil.

    En total, las distintas ensambladoras que operan en el país latinoamericano produjeron 293.463 automóviles, en agosto recién pasado, de los cuales exportaron 257.610 unidades.

    Esas cifras representan ligeras bajas comparado con el mismo mes de 2019, según la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) que aglutina 21 firmas ensambladoras.

    Pero el resultado acumulado de los primeros ocho meses de este año 2020 muestra una producción de automóviles que apenas alcanzó un desempeño mediocre: 1,76 millones de unidades.

    Ese magro ritmo de producción representa una reducción de 32,6%, con respecto al mismo periodo del año pasado.

    "En todos los mercados de Norteamérica estamos en un proceso de reactivación y la recuperación de la normalidad dependerá de las medidas que se tomaron para la apertura a las nuevas realidades", admitió en una conferencia de prensa Fausto Cuevas, director general de la Asociación de la cual solo se excluyen Mitsubishi Motors y Giant Motors.

    Sin salones

    Siguiendo las determinaciones adoptadas por los referentes del sector como el Salón del Automóvil de Ginebra —que no solo fue cancelado este año, sino que también pospuso su versión de comienzos de 2021— y los salones de Nueva York y Frankfurt, el salón internacional del automóvil en México tampoco se realizará en 2020.

    Las empresas del sector, sin embargo, albergan optimismo sobre la recuperación gracias a la reactivación paulatina de la producción, aunque advierten que todavía será fundamental observar el desempeño del mercado de EEUU, que sigue siendo el país con mayor número de contagios de COVID-19.

    "Este segundo semestre del año no se presenta tan malo en número como el primero y conforme estamos avanzando cada vez vamos teniendo mejores expectativas respecto a cómo vamos a cerrar el año", explicó a Sputnik el presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA), Oscar Albín.

    Albín indicó que el panorama ha dejado de "tener tintes catastróficos" y estima que las ventas de las empresas que producen autopartes podrían llegar a los 76.400 millones de dólares, lo que significa una disminución de 22% respecto a 2019.

    Es un descenso notable, pero inferior al temido 40% que llegaron a estimar en abril pasado, cuando la aparición de los primeros brotes del coronavirus obligó al cierre de unas 30 plantas en el centro y norte de México tanto de ensambladores como de productores de autopartes.

    Pese a que la disminución de las ventas se ha reducido las del empleo en el sector, sin embargo, no ha tenido un comportamiento similar y la INA estima que cerca de 62.000 puestos de trabajo se han perdido debido a la contingencia sanitaria, de ellos, unos 55.000 correspondieron en el sector de autopartes y el resto en las ensambladoras y las distribuidoras.

    Viejos conocidos

    En medio de este panorama de reducciones en la producción y empleos no todos los lanzamientos se cancelaron. Algunas empresas como Volkswagen y Nissan anunciaron la presentación de nuevas versiones de vehículos como los modelos Tarek o el Sentra.

    En el caso de Nissan, la firma mantuvo el lanzamiento hace dos meses del Sentra, para cuya producción ya había invertido cerca de 244 millones de dólares en su planta de Aguascalientes, en centro del país.

    Rodrigo Centeno, director gerente de Mercadotecnia, estimó que desde la puesta en marcha de la preventa en junio se han logrado colocar 3.700 unidades de la quinta generación del Sentra.

    Centeno recuerda, en un posicionamiento enviado a los medios de comunicación, que se trata de un producto "orgullosamente mexicano que se fabricó por primera vez en 1995 en la planta de Aguascalientes".

    Desde ese entonces Nissan ha producido más de cuatro millones de unidades de ese modelo que se exporta "desde la planta mexicana a más de 28 países y regiones siendo los más relevantes: Estados Unidos, Canadá, Centro, Sudamérica y Medio Oriente", según señaló Centeno en su mensaje.

    La industria automotriz es el gran termómetro para la economía mexicana, porque genera la cuarta parte de las exportaciones totales hacia EEUU, principal socio de la segunda economía latinoamericana.

    Etiquetas:
    pandemia de coronavirus, crisis económica, autos, venta, economía, industria automotriz, mercado automotriz, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook