En directo
    América Latina
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — El embajador de Colombia en EEUU, Francisco Santos, anunció que evalúa tomar acciones legales contra el exparamilitar colombo-italiano Salvatore Mancuso, quien en una carta lo acusó de haber tenido cercanía con las hoy extintas Autodefensas Unidas de Colombia junto con otros políticos vinculados con el expresidente Álvaro Uribe.

    "Ante las aseveraciones que hoy vuelve a hacer evalúo iniciar las acciones legales correspondientes en su contra", dijo Santos, quien fue vicepresidente de Colombia entre 2002 y 2010, en un comunicado.

    Más temprano, el excongresista, exmninistro y facilitador de paz Alvaro Leyva Durán envió a la prensa una carta que le envió Mancuso desde la cárcel de inmigración de Irwin, en Georgia (EEUU), según la cual "funcionarios cercanos al Gobierno del presidente Álvaro Uribe, como Francisco Santos (…) fueron personas muy cercanas con las AUC".

    Santos negó en su misiva que haya tenido vínculos con las AUC y aseguró que las aseveraciones que hace Mancuso "son las mismas que hizo hace 13 años, con ninguna prueba distinta a su palabra y que jamás ha podido demostrar en ninguna instancia".

    Agregó que se reunió con Mancuso sólo dos veces, una en calidad de periodista del diario colombiano El Tiempo (en ese entonces propiedad de su familia) y otra como director de la fundación País Libre, con el ánimo de lograr la liberación de un secuestrado.

    Asimismo, indicó que como embajador en Washington ha trabajado para lograr que EEUU envíe a Mancuso a Colombia en calidad de deportado o extraditado para que responda por sus crímenes en el país.

    "Durante el Gobierno del presidente Uribe tomamos la decisión institucional de extraditarlos (a un grupo de exparamilitares, entre ellos Mancuso) por incumplimiento de sus obligaciones con el proceso del que participaban y hoy he trabajado para que vuelva a Colombia a seguir respondiendo por sus acciones", sostuvo Santos.

    En días pasados, Mancuso también señaló que a finales de los años 90 Francisco Santos se reunió con él en varias oportunidades y le pidió que conformara un bloque paramilitar en Bogotá debido al avance de la guerrilla en la periferia de la ciudad en ese entonces.

    Ante ese señalamiento, Santos dijo que se pronunciaría en su momento.

    En su carta, Mancuso, de 56 años, y quien fue uno de los máximos líderes de las AUC, dijo que acepta comparecer ante la Comisión de la Verdad de Colombia, creada en el marco de los diálogos de paz de La Habana, para contar lo que sabe sobre los intervinientes y patrocinadores del proyecto paramilitar que dejó miles de muertos en el marco del conflicto armado.

    "Estoy dispuesto a comparecer ante la Comisión de la Verdad (...) , mi compromiso de verdad, reparación y no repetición, les prometí que no les voy a fallar y no lo haré", dijo el exparamilitar.

    Ante esas declaraciones, el alto comisionado de paz, Miguel Ceballos, expresó en un video difundido por su despacho que es obligación de Mancuso "acudir a la Comisión de la Verdad, pero hay que recordar que esa instancia no es judicial y, por tanto, también su obligación es acudir ante los jueces de la República".

    Al respecto agregó que "él tuvo la oportunidad de acudir a versiones libres en 263 oportunidades desde cuando fue extraditado a los Estados Unidos. Esa verdad, que él no ha dicho durante ese tiempo (…) ha debido decirse a todo el país y a las autoridades judiciales".

    Mancuso esperaba ser deportado a Italia antes del 4 de septiembre, luego de que su defensa hizo ese pedido a la justicia de EEUU tras argumentar que el exparamilitar cumplió su pena en julio pasado, por lo cual completa más de 150 días retenido en una cárcel de migración, lo que viola el plazo de 90 días que la ley establece para su deportación.

    Colombia, por su parte, ha radicado cuatro pedidos de extradición ante la justicia de EEUU, pero la mayoría de ellos con errores, lo que ha dificultado el proceso, por lo que la justicia estadounidense señaló que lo deportará, lo cual está en proceso de apelación de la defensa.

    El Gobierno colombiano confía que Mancuso sea arrestado cuando llegue a Colombia para que cumpla dos sentencias proferidas el 20 de noviembre y el 31 de octubre de 2014, las cuales fueron confirmadas por la Corte Suprema de Justicia y en las que se le condena por la comisión de crímenes cometidos durante el conflicto armado.

    Sobre Mancuso también pesan tres circulares rojas (pedidos de captura) de Interpol (Organización Internacional de Policía Criminal).

    Etiquetas:
    extradición, paramilitares, EEUU, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook