En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — Los decesos en los seis primeros meses de pandemia en Bolivia casi duplicaron los del mismo período de 2019, según un informe oficial, lo que refuerza las sospechas entre los expertos de que las muertes por COVID-19 son muchas más que las 7.008 reportadas oficialmente hasta el fin de semana.

    "Ahora se confirma que entre marzo y agosto hubo casi 20.000 muertes más que el promedio y no hay otra explicación que la pandemia, muestra de que las incontables denuncias de casos no atendidos no eran puro cuento sino una muy triste realidad", dijo a Sputnik el sociólogo Vicente Guardia.

    El Servicio de Registro Cívico (Sereci), dependiente del órgano electoral, informó que en los seis primeros meses de pandemia (marzo-agosto) se registraron 45.683 decesos por diversas causas, lo que implicó un alza de casi 70% sobre el mismo período de 2019, cuando las muertes registradas en esa oficina fueron 27.084.

    La diferencia (18.599) podría ser la referencia más aproximada a la cantidad real de muertes a causa del COVID-19 hasta agosto, casi el triple de la cifra oficial.

    Cifras y realidad

    Guardia, docente de la universidad pública de El Alto, añadió que será imposible confirmar las causas de todos los decesos porque los certificados médicos dan información insuficiente, en parte por la falta o la demora en los análisis de laboratorio.

    "Pero hay una realidad social del impacto de la pandemia que es abrumadoramente más dura que lo que señalan las cifras oficiales, ya de por sí dolorosas", señaló.

    Según el Sereci, en el primer bimestre de 2020 la cifra de defunciones inscritas se había mantenido en el promedio de aproximadamente 4.000 mensuales de años anteriores, pero a partir de marzo se rompieron los parámetros normales en un fenómeno coincidente con la llegada del COVID-19.

    Bolivia registró el 10 de marzo sus dos primeros casos de contagio y 19 días después el primer deceso por COVID-19, aunque la cuarentena ya dificultaba desde mediados de ese mes el registro regular de fallecimientos, que recién comenzó a normalizarse en junio.

    El registro general de defunciones alcanzó picos de 8.711 en julio, 17.093 en julio y 12.039 en agosto.

    Guardia advirtió que "así como se han demorado los registros oficiales a causa de la pandemia, es muy posible que en los próximos días se sigan registrando en el Sereci decesos que en realidad ocurrieron en los meses más duros del COVID-19, que fueron junio y julio".

    El presidente del Tribunal Supremo Electoral (Salvador Romero, citado en un boletín institucional, dijo este 7 de septiembre que podría seguir creciendo la cifra de decesos reportados tardíamente, porque el plazo legal de 24 horas tras la defunción no se aplica debido a la pandemia.

    Avifavir
    © Sputnik / Fondo de Inversión Directa de Rusia (RFPI)
    Andrés Uzín, especialista en Gestión Pública, declaró al diario boliviano Página Siete que calculaba preliminarmente que se llegaría a por lo menos 14.000 fallecidos por COVID-19 en Bolivia, tomando como bases tanto el promedio de decesos de años anteriores como las proyecciones para 2020 del Instituto Nacional de Estadística (INE).

    Por su parte, el jefe nacional de Epidemiología, Virgilio Prieto, calificó la posibilidad de que haya muertes por COVID-19 no registradas como un fenómeno global.

    "Hay un subregistro como en todos los países; en ningún momento hemos falseado la verdad", aseguró a periodistas.

    Una muestra surgió este 7 de septiembre en el departamento de Santa Cruz (este), donde las autoridades sanitarias regionales sumaron al reporte nacional 1.570 muertes por COVID-19 ocurridas en meses pasados, que no habían sido registradas a causa del colapso del sistema causado por la misma pandemia.

    El Gobierno boliviano ha admitido que la reducida capacidad de su red de laboratorios le impedía detectar todos los posibles contagios de COVID-19, de lo que resultaba en una tasa de positividad de pruebas de casi 50%.

    Esto significa que casi una de cada dos pruebas de laboratorio ha dado positivo de COVID-19 en Bolivia.

    Etiquetas:
    muertes, pandemia de coronavirus, coronavirus, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook